Suspensión definitiva contra inhabilitación para Rosario Robles y juez deja su caso


La ex secretaria de Sedesol y Sedatu tuvo un día de sorpresas al lograr dos importantes alcances en su caso que le dan esperanza de algo en su caso.
Una magistrada concedió a Rosario Robles suspensión definitiva contra la inhabilitación de 10 años para ocupar un cargo público, misma que le dictó la Secretaría de la Función Pública, indicaron los abogados de la exfuncionaria federal.
“Determinó que la sanción consistente en la inhabilitación temporal para desempeñar empleos, cargos o comisiones en el servicio público por un periodo de diez años queda sin efectos hasta que se resuelva el juicio contencioso administrativo 24334/19-17-06-2”, detalló la defensa de Robles, extitular de Desarrollo Social que está en prisión.
“Lo anterior significa que Rosario Robles Berlanga no será inscrita en el Registro de Servidores Públicos Sancionados”, agregaron.
Robles fue vinculada a proceso con prisión preventiva oficiosa el pasado 13 de agosto, por el delito de ejercicio indebido de la función pública tanto en la Sedesol como en la Sedatu, mediante el esquema conocido como La Estafa Maestra.
La Secretaría de la Función Pública (SFP) informó sobre la inhabilitación por 10 años el pasado 18 de septiembre. Dicha sanción, apuntó la SFP, fue “por falsear información en su declaración patrimonial”.
El juez federal Felipe de Jesús Delgadillo Padierna, responsable de vincular a proceso y ordenar la prisión preventiva de la extitular de Sedesol y Sedatu, Rosario Robles Berlanga, tras ríspidas audiencias donde la defensa lo acusó incluso de caer en un posible conflicto de interés, ya no seguirá llevando el caso.
Delgadillo Padierna fue rotado al puesto de “juez administrador” del Centro de Justicia Federal del Reclusorio Sur, responsabilidad en la que se encargará de gestiones administrativas de dicho centro, pero donde ya no conducirá ninguna audiencia.
Se trata, de acuerdo con autoridades federales, de un movimiento normal que cada año se hace en los centros de justicia para designar a un nuevo juez administrador de entre los jueces de control disponibles, con la finalidad de realizar este tipo de labor durante doce meses.
Las audiencias del caso Robles y de los otros procedimientos que llevaba Delgadillo Padierna pasarán ahora a manos de alguno de los dos jueces federales que fungen como jueces de control en el Reclusorio Sur este año: la jueza Ana Gabriela Urbina Roca o el juez Ganther Alejandro Villar Ceballos.

Previous En alto riesgo 28 de 50 mercados de la CDMX
Next Amnistía, outsourcing y mariguana: prioridades en el Senado