Gobierno interino de Áñez suspende sus relaciones diplomáticas con Cuba.


 

De acuerdo con un comunicado emitido este viernes por el Ministerio de relaciones Exteriores, la medida obedece a las recientes expresiones del canciller cubano Bruno Rodriguez Prrilla y la permanente hostilidad y constantes agravios de Cuba contra el Gobierno provisional boliviano y su proceso “democrático”.

La medida se ha tomado luego de que la tensión entre ambos países aumentara en los últimos días después de que Áñez cuestionara el profesionalismo de los trabajadores de la salud cubanos que estuvieron en Bolivia. Además, afirmó que del total de gastos por cada médico, que correspondía a 9.000 bolivianos (1.300 dólares), “el 80 % era desviado para financiar al castrocomunismo”. Por su parte, Rodríguez calificó de “vulgares mentiras” las declaraciones de la autoproclamada presidenta, señalando que esta era “otra muestra de su servilismo a EE.UU.”.

Desde que se registró el golpe de Estado contra el mandatario Evo Morales, en noviembre pasado, el gobierno racista de Áñez ha causado hostigamiento contra los trabajadores cubanos en Bolivia. Cuatro ciudadanos de Cuba fueron detenidos arbitrariamente, acusados de ser los responsables del financiamiento a las protestas contra el Gobierno de facto, tras retirar una cantidad considerable de dinero. No obstante, se demostró que esos fondos eran para el pago de salario de un centenar de trabajadores de la salud pública en Bolivia; por lo que fueron puestos en libertad.

Previous Once personas mueren en Venezuela al incendiarse cañaveral
Next Héctor Herrera recibe fuertes críticas tras eliminación del Atlético en Copa del Rey