Estados Unidos negará la residencia permanente a quienes reciban beneficios de algún programa de asistencia pública.


 

Este lunes la Corte Suprema estadounidense aprobó la política impulsada por el presidente Donald Trump de negar los permisos de residencia a los inmigrantes que hagan uso de los programas como MedicAid, cupones para alimentos y vales de vivienda, entre otros, como parte de un sistema para eliminar a aquellos que representan una carga para el Estado.

Con cinco jueces a favor y cuatro en contra se revocó un fallo de la Corte de Apelaciones del segundo Circuito federal en Nueva York que había mantenido en suspensión oficial a la medida luego de que se presentarán demandas en su contra. Los cuatro jueces liberales de la corte: Stephen Breyer, Ruth Bader Ginsburg, Elena Kagan y Sonia Sotomayor, votaron contra la medida.

Las cortes federales de apelaciones en San Francisco y Richmond, Virginia, habían anulado previamente fallos de juicios contra la política. Un mandato en Illinois sigue vigente, pero sólo aplica a ese estado. Las demandas proseguirán, pero los inmigrantes que soliciten residencia permanente ahora deben demostrar que no serán una carga para el país.

Previous Agresiones por religión aumentan en Francia dramáticamente durante 2019
Next Sector Salud descarta casos de coronavirus en las últimas 24 horas