Un volcán japonés hace erupción y deja una enorme columna de humo de miles de metros de altura.

 

Este 3 de febrero, entró en erupción el volcán Shindake, en la isla japonesa de Kuchinoerabu, alrededor de las 5:31 de la madrugada (hora local), informan los medios locales con referencia a la Agencia Meteorológica de Japón. Las cenizas fueron arrojadas a una altura de 7.000 metros, mientras que los flujos piroclásticos descendieron a unos 900 metros al suroeste del cráter. Además, las rocas volcánicas se extendieron a una distancia de 600 metros.

La erupción del volcán Shindake no afectó a la zona residencial. La isla Kuchinoerabu, a unos 130 km al suroeste de la ciudad de Kagoshima, tiene una superficie de 38 kilómetros cuadrados y una población de alrededor de 150 personas.

Según la Agencia Meteorológica de Japón, la actividad volcánica continúa en la isla desde el 11 de enero pasado, manteniendo el nivel 3 de alerta y prohibiendo acercarse al volcán a una distancia de menos de dos kilómetros, ya que existe la posibilidad de una erupción.

Botón volver arriba