Gasolinas subieron 15% y van a subir más, advierte líder gasolinero


El precio de las gasolinas y diésel que Petróleos Mexicanos (Pemex) vende a los gasolineros ha subido un 14.9 por ciento de enero a la fecha. Además, una vez que ese costo alcance al ofertado afuera de México, el combustible de las nuevas más de 30 marcas será un 30 por ciento más caro, aseguró el empresario representante de 800 gasolineras en 2 mil 800 estaciones a nivel nacional, Carlos Elizondo Sandoval.
“El precio de los combustibles a partir del 2 de enero de este año empezó con un aumento desmedido. Iniciamos con 25 centavos y creímos que se pararía ahí. Pero a partir de ese momento, todos los días, comenzaron a subir los precios entre 5 y 12 centavos, según el día, hasta llegar a un acumulado actual de 13.7 por ciento en gasolina Magna, 15.30 en gasolina Premium y, donde es más preocupant,e es en el diésel porque el aumento ha llegado al 15.99 por ciento”, dijo el empresario en entrevista con SinEmbargo.
En enero pasado, Pemex negó que hubiera un nuevo gasolinazo como el registrado al inicio de 2017 de entre 14 y 20 por ciento, el cual se traspasó a los bienes y servicios hasta llegar a una tasa de inflación histórica de más de 6 por ciento anual.
EL FENÓMENO SE REPITE.
“El combustible diésel es el que mueve a México. No se nos da una referencia de qué está sucediendo. Este aumento lo están trasladando a los productos que cualquier persona que incluso no tiene auto ya empezó a pagar”, afirmó. En febrero de este 2018 la inflación fue de 5.34 por ciento, aún por arriba del objetivo.
Elizondo Sandoval dijo que los consumidores finales creen que es el gasolinero quien ha aumentado el precio, pero fue Pemex y, explicó, a su vez ellos tienen que trasladarlo porque el porcentaje de utilidad “es poco” y no podrían absorber el costo.
A partir de noviembre del año pasado se liberó el precio del combustible. Antes los proveedores estaban regulados por Pemex y solo podían dar el precio oficial que le fijaba la Secretaría de Hacienda. Estaban acostumbrados a un 7 por ciento de margen de utilidad para los gastos. Cuatro meses y medio después, hay casi mil 200 precios de combustible diferentes en el país. Además sus ventas han caído un 15 o 20 por ciento y, documentó el empresario, de Puebla hacia el sur el robo de combustibles se ha disparado casi un 200 por ciento a partir de enero.
“Hemos notado desde enero que la gente nos culpa y dice que les estamos robando combustible. La gente sigue comprando en dinero. Pide 200 o 300 pesos y sus tanques se llenan con menos combustible”, aseguró Elizondo.
Como gasolineros le cuestionaron a la Secretaría de Hacienda las razones del aumento. Hasta inicios de febrero fue cuando les justificaron que era por el precio del barril del petróleo y el dólar, así como las distancias.
“La Secretaría de Hacienda no da respuesta de por qué está fijando el precio de Pemex a estas cantidades. En octubre el precio del barril de petróleo estaba al mismo que ahora, el precio del dólar estaba incluso un poco más alto y el combustible estaba en 16 pesos. Hoy está casi en 19 pesos. También nos dicen que se está calculando por las distancias, pero nada nos cuadra porque San Luis Potosí es de los lugares más lejanos a refinerías y al mar y tiene el precio mucho más barato que Monterrey [donde hay una refinería]”, expuso.
En México hay seis refinerías, pero una ópera al 40 por ciento de su uso y otras cuatro están trabajando al 20-25 por ciento de creación de combustibles. Por ello, casi al 70 por ciento de combustible se importa.
“Hay que reactivarlas. Con llegarlas al 70-75 por ciento tendríamos autoconsumo en Magna y diésel. Tal vez tendríamos que importar Premium para autos revolucionados y caros”, pidió Elizondo.

Previous Campo mexicano se consolida como sector estratégico de nuestra economía: ESH
Next Segob y ANUIES contra el narcomenudeo en universidades