RESULTADOS A LA VISTA

Por Juan Bustillos

La madrugada del viernes pasado, el Secretario de Seguridad Ciudadana le cerró la boca al ex juez de control Felipe de Jesús Delgadillo Padierna, que liberó a 27 de 32 detenidos el pasado 22 de octubre aduciendo irregularidades
Este gran logro policíaco permite a la Jefa de Gobierno destruir la calumnia del sobrino de sus rivales políticos Dolores Padierna y René Bejarano
Confirmado, Omar García Harfuch no teme a los delincuentes de Tepito, no fabrica culpables ni su jefa, Claudia Sheinbaum, miente cuando habla de un cambio real en la política de seguridad pública que, a despecho, de quienes desean el desgaste de la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, sí se está dando.
Sin descuidar al resto del enorme territorio de la capital de la República, como dan cuenta los reportes diarios, el jefe de la policía capitalina ha combatido como nadie al crimen en el barrio bravo de Tepito, la peligrosa zona céntrica de la Ciudad de México en donde, según la Oficina de Representación Comercial de Estados Unidos hasta la policía mexicana no ingresa porque teme a los delincuentes por su alta peligrosidad.
Durante meses, García Harfuch se puso a trabajar como obseso. Casi desapareció; no lo dejaba dormir el par de banderillas clavadas en octubre de 2019 por el juez de control Felipe de Jesús Delgadillo Padierna cuando dejó en libertad a 27 de las 32 personas detenidas en un operativo en Tepito.
Pero la madrugada del viernes pasado se las sacudió con una brillante investigación que culminó con la aprehensión de “El Lunares”, el objetivo de aquel operativo que puso en riesgo su prestigio y carrera ganada a base de resultados que lo llevaron a ser, antes de jefe de la policía capitalina, inspector general de la Policía Federal y director de las agencias de Investigación Criminal de la PGR y de la Procuraduría de la Ciudad de México.
El entonces juez de control, sobrino de Dolores Padierna y René Bejarano, se llenó la boca diciendo que, en el operativo en Tepito, en el que cayeron 32 delincuentes y él liberó a 27, los policías bajo el mando de García Harfuch habían mentido a su jefe.
Además, se atrevió a denunciar que “alguien pretende engañar sobre un cambio en la política de seguridad pública cuando se confirma la tradición de fabricar culpables”.
El juez no especificó si la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, es quien pretende engañar a los capitalinos y al Presidente López Obrador, o lo es su jefe de policía con un supuesto cambio en política de seguridad en la capital de la República que mantiene la costumbre de fabricar culpables, en este caso los 27 liberados de Tepito.
¿Qué podrá decir hoy?

UNA ZONA DE MUCHOS INTERESES

El sobrino de Dolores Padierna y René Bejarano es un juzgador polémico famoso por su protagonismo y por estar en sospecha de mantener en prisión ilegalmente a Rosario Robles, más por razones familiares que por su probable implicación, por omisión, en la llamada “estafa maestra”.
Su tía es esposa de quien fue videograbado al meter a sus bolsillos los billetes y ligas que le dio Carlos Ahumada cuando éste era pareja sentimental de la hoy ex titular de Sedesol y Sedatu.
El tío de Delgadillo Padierna, René Bejarano, en ese momento era líder de la bancada perredista en la Asamblea Legislativa de la Ciudad de México y ex secretario particular del jefe de Gobierno, López Obrador, y coordinador de su campaña.
A causa de aquella acción se le conoce como “el señor de las ligas”, pues el video de la entrega-recepción del dinero fue difundido en el programa que Brozo tenía en Televisa. Estuvo preso, desde su celda enviaba poemas a su ex jefe y al recuperar la libertad siguió a su servicio, en apariencia marginalmente, organizando grupos de apoyo por todo el país y en la Ciudad de México.
La tía hoy es diputada federal, ha sido senadora y fue jefa delegacional en la hoy alcaldía de Cuauhtémoc, curiosamente la zona en donde opera la Unión Tepito de “El Lunares”.
Es por esto que es viable dudar si, en efecto, la liberación de los detenidos en Tepito se debió solamente a que el informe de la policía estuvo “lleno de mentiras e irregularidades”, como lo afirmó el juez.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba