Menos producción y mayor gasto en el primer año del Congreso capitalino


Hasta septiembre de 2019, el Congreso gastó 299 millones 101 mil 925.85 pesos

En tan sólo un año, el Congreso de la Ciudad de México, con mayoría de Morena, gastó más recursos por concepto de prerrogativas que la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) en sus últimos tres años.
Desde el arranque de la legislatura hasta septiembre de 2019, el Congreso gastó 299 millones 101 mil 925.85 pesos; mientras la última ALDF en tres años gastó 265 millones 626 mil 860.57 pesos en prerrogativas, las cuales son recursos económicos adicionales a la dieta de los diputados para que dispongan de servicios, recursos humanos, materiales y financieros, a fin de desempeñar con eficacia y dignidad su cargo. Esto de acuerdo con el reglamento del Congreso y sin que tengan la obligación de comprobar esos dineros.
De acuerdo con información entregada vía Infomex a raíz de una solicitud de transparencia, las prerrogativas para los legisladores de la ALDF se integraron con gastos para módulos de atención y apoyo para la gestión; sin embargo, el actual Congreso se adicionó un concepto extra correspondiente a grupos parlamentarios y trabajo legislativo.
Tan sólo este concepto sumó en un año 203 millones 65 mil 875.74 pesos. Este presupuesto corresponde a recursos económicos entregados a diputados independientes, grupos parlamentarios o coaliciones.
El documento contiene los nombres de los coordinadores de las bancadas a quienes se les asignó el recurso el año pasado: Ricardo Ruiz, de Morena; Mauricio Tabe, de Acción Nacional; Jorge Gaviño, del PRD; Armando Tonatiuh González, del PRI; Circe Camacho, del PT; Teresa Ramos y Alessandra Rojo de la Vega, del Verde Ecologista, y Miguel Ángel Álvarez y Fernando Aboitiz, de Encuentro Social.
El artículo 6 del reglamento del Congreso establece que los legisladores tendrán los mismos derechos, obligaciones y prerrogativas sin importar su filiación política o sistema de elección.
Las prerrogativas estarán sujetas a limitaciones legales y a la disponibilidad de los recursos presupuestarios, financieros, administrativos y humanos del Congreso. Y su ejercicio se mantendrá hasta el término de la legislatura.
En el ejercicio fiscal 2020, los diputados aprobaron que el capítulo de gasto 4000, correspondiente a ayudas, servicios y transferencias, de donde se emiten las prerrogativas, contenga un presupuesto de 327 millones 529 mil 303 pesos.
Efraín Morales, de Morena, ha sido uno de los legisladores autocríticos que ha denunciado la opacidad en el ejercicio de los recursos del Congreso.
“Usted le puede preguntar a cualquier diputado, y por temor o por conveniencia no le va a decir exactamente cuánto percibe, y eso debe ser transparentado porque somos un ente público.
Además de que no tenemos claridad en los recursos, este Congreso se ha caracterizado por la baja productividad, sólo ha dictaminado 12 por ciento de las iniciativas presentadas. Es el peor Congreso de la historia, reiteró Morales, quien la semana pasada solicitó la intervención de la Auditoría Superior de la Federación para revisar las finanzas del órgano legislativo y de cada uno de los 66 diputados locales.

Previous Bloquean y desquician Circuito Interior por falta de agua
Next 400 millones pueden ser reclamados por Ahumada al PRD y Rosario Robles