Asciende a 8 el número de víctimas mortales que dejó la tormenta Ciara en Europa.

 

De acuerdo con los medios locales, este martes las ráfagas de más de 200 kilómetros por hora azotaron Córcega y avivaron un incendio forestal en la isla francesa en el Mediterráneo, en medio de una tormenta con fuertes vientos e intensas lluvias en el norte de Europa que azota la región desde el pasado 9 de octubre, dejando 8 personas muertas y graves afectaciones en el transporte. El servicio meteorológico alemán dijo que continuarían los vientos fuertes en buena parte del país, pero que el centro de la tormenta se había desplazado hacia el sureste. En el noreste de Alemania se pronosticaba una nueva tormenta que llegaría a la costa del Báltico. También pronosticó lluvias intensas para Francia y Bélgica.

Las autoridades han comunicado que más de 300 bomberos combatían las llamas que obligaron a cerrar dos aeropuertos y suspender sus viajes. Al mismo tiempo, la tormenta continuaba en otras partes del continente europeo, dejando árboles tirados y vialidades bloqueadas en el sur de Alemania y Austria. En la ciudad austríaca de Salzburgo, cerca de la frontera con Alemania, más de 400 bomberos trabajaron durante horas para remover árboles caídos que aplastaron autos y bloquearon calles.

Así mismo, se informó de muertes atribuidas a la tormenta en Polonia, Suecia, Gran Bretaña, Eslovenia, Alemania y República Checa. En Polonia se produjo un deceso el martes que se sumó a otros dos el día anterior al derrumbarse el techo de un edificio rentado por esquiadores. En el norte de Baviera, donde se registró una ráfaga de 160 km por hora, la tormenta produjo una cantidad récord de electricidad introducida en la red alemana de las turbinas de viento, equivalente a unas 44 generadoras nucleares.

Botón volver arriba