AMLO admite fallo en primera etapa de campaña contra consumo de drogas


El Primer mandatario anuncia inicio de segunda etapa de campaña contra adicciones. Llega el momento de mostrar, aún con toda la crudeza, lo que dañan las drogas, afirma

El presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció que falló la primera etapa de la campaña contra el consumo de drogas.
Dado que los mensajes eran “muy subliminales” y “no se entendieron”, el gobierno federal optó por difundir mensajes más directos en donde se muestre “la amarga realidad”: desde los laboratorios de drogas, hasta consecuencias sociales como el suicidio y demencia.
“Lo cierto es que la primera etapa, porque tenemos que ser autocríticos, no ser autocomplacientes, no tuvo el efecto que queríamos, la primera etapa de esta campaña, ¿o ustedes consideran que pegó, llegó la primera etapa a la gente? Nada, porque hay concepciones distintas y se tienen que respetar”, aceptó durante la conferencia mañanera.
El primer mandatario anunció el inicio de la segunda etapa de la campaña para evitar el consumo de drogas entre los jóvenes, con el fin de continuar atendiendo las causas que originan la inseguridad y la violencia.
Destacó la importancia de orientar a las y los muchachos para que no existan pactos de silencio y se diga la verdad, tomando en cuenta que el objetivo principal es detener el incremento en el consumo de drogas, dejando claro que matan y generan sufrimiento:
“Llega el momento de mostrar, aún con toda la crudeza, lo que dañan las drogas, de qué están hechas las drogas, porque estos son temas que no se conocen, eran temas tabú, era una especie de complicidad colectiva el no hablar de este tema.
“Entonces, vamos a comenzar con una campaña directa sobre lo que realmente significa este submundo de sacrificios, de dolor, esta amarga realidad.”
Este día quedó formalmente abierto en línea el Padrón de Confianza Ciudadana que protegerá a las y los contribuyentes de prácticas corruptas en la supervisión de sus negocios. En diálogo con medios de comunicación, el presidente Andrés Manuel López Obrador recordó que vivimos una nueva etapa en la que todos debemos portarnos bien.
“Es un procedimiento importante que parte de la confianza. Lo que queremos es que todos asumamos nuestra responsabilidad como buenos ciudadanos; que el empresario, el contribuyente, el ciudadano no sea visto como un delincuente en potencia, sino que se dé la confianza.”
Agregó que se está convocando a los gobiernos estatales y ayuntamientos para actuar en conjunto, de modo que la confianza en los contribuyentes no aplique sólo para inspecciones federales.
El pasado 20 de enero entró en vigor la Ley de Fomento a la Confianza Ciudadana que considera la suspensión general de inspecciones a negocios -con excepciones previstas en la ley o aquellas que se realizan por selección estratégica- y el registro voluntario de contribuyentes en el nuevo padrón.
“El que no haya inspectores de vía pública, que no se dé pie a la extorsión, a la mordida, al moche y que el dueño de un establecimiento manifieste que conoce su responsabilidad y se compromete a cumplir los ordenamientos legales.”
César Emiliano Hernández Ochoa, titular de la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria (Conamer), explicó que desde confianzaciudadana.gob.mx es posible registrarse en un sencillo formulario donde se llenan tres campos y se expide un Manifiesto de Cumplimiento, es decir, una declaración en la que cada contribuyente declara decir la verdad y se obtiene una constancia de registro que sirve contra la extorsión.
Las autoridades a cargo de inspecciones de excepción deberán registrarlas en el sistema, lo mismo que a sus inspectores. Se realizarán sorteos o diversos mecanismos para determinar las supervisiones aleatorias, y quienes cumplan recibirán un reconocimiento de manos del propio presidente López Obrador.
“Un llamado a todos a portarnos bien, durante un año no va a haber inspección y va a haber un sorteo, vamos a ir juntos los representantes de los empresarios y autoridades a ver si lo que sí manifestaron, lo cumplieron. Si es así, les vamos a dar su certificado de buenos ciudadanos; si no, pues entonces van a ser vigilados, sí se les va a considerar con desconfianza.”
Durante la presentación del padrón se firmó el Convenio para la Confianza con la Ciudad de México entre la secretaria de Economía, Graciela Márquez Colín, y la jefa de Gobierno de la capital, Claudia Sheinbaum Pardo.
“Esta ley les da la garantía de que actuando de buena fe va a reducir sustancialmente el número de inspecciones, tanto a nivel federal, como -en el caso de la Ciudad de México- a nivel local”, afirmó Márquez Colín.

Previous Coronavirus pegará a México; advierte Juan Ramón de la Fuente
Next MOTA, VERDE QUE TE QUIEREN VERDE