Austria restringe la entrada a su territorio a personas procedentes de Italia, por temor a una rápida propagación del coronavirus.

 

De acuerdo con un comunicado emitido este martes por el Gobierno austriaco, a partir de este día se prohibirá la entrada al país a las personas procedentes del territorio italiano, en un intento por mitigar la rápida propagación de la COVID-19 por Europa. Así mismo, se han cancelado todas las conferencias universitarias y se ha solicitado a las empresas que permitan a sus empleados trabajar desde sus hogares.

Según las declaraciones del canciller federal austriaco, Sebastián Kurz, se prohibirá el acceso a Austria a todas aquellas personas que provengan de Italia, salvo aquellas que presenten un certificado médico que certifique que no portan la cepa del coronavirus. Además, se organizará la repatriación y cuarentena de los austriacos que viven o se encuentran en Italia.

El anuncio de estas nuevas medidas de contención surge luego de que el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, endureciera las medidas para hacer frente a la epidemia, cancelando los desplazamientos dentro de Italia, así como reuniones y actividades escolares a todos los niveles.

Botón volver arriba