SE DESCARRILA SHEINBAUM, DESPLAZÓ A EXPERTOS Y PUSO AMIGOS DE LUCHA

 Por Hugo Páez

No hay defensa contra los gobiernos poquiteros. Desde el 1 de diciembre del 2018 los ‘guardaditos’ parecen ser el objetivo de un Estado que se queda sin mantenimiento, una línea que permea desde Palacio Nacional a estados y alcaldías.
La tragedia en la Línea 1 del Metro Tacubaya, está llena de esos ingredientes donde Claudia Sheinbaum Pardo desplazó a los expertos por los compañeros de lucha. Así llegó Florencia Serranía a la dirección del STC Metro.
Me informa un experto en la materia del error evidente en el deslizamiento del tren que se dirigía rumbo a Observatorio y se impactó con otro en Tacubaya.
Las consideraciones son las siguientes “Si el conductor va atento, bloquea el tren a tiempo. Si se acorta la distancia de seguridad, interviene el pilotaje automático y el tren se frena, por lo tanto, si no frenó, es que estaba en conducción manual”.
“Posiblemente el Regulador no estaba atento o estaba atendiendo otro evento en otras coordenadas de la Línea, también se debe investigar si estaba en falla el pilotaje automático”.
Está la información de que el tren se quedó sin aire en los frenos en la subida a Observatorio, en este caso la inexperiencia del conductor provocó la no activación del freno de mano… pero por más inexperto que sea el conductor cualquiera activa el freno de mano.
En todo este escenario de administraciones poquiteras fueron desplazados los expertos, el Jefe de Reguladores es nuevo, de igual forma la Reguladora en turno.
En la danza de culpas el elemento más socorrido es la “falla de comunicación” ¿que quiere decir esto? que no se cumplen los protocolos, que los trabajadores del STC Metro trabajan en un atmósfera de disgusto, al menor esfuerzo, y que no hay quien ponga orden.
En comunicación del Gobierno de Sheinbaum se habla de una víctima, esto es, un muerto, sin embargo habría que aclararles que los 41 heridos son víctimas, y los miles de usuarios de la Línea 1 cargan con los daños colaterales.
El problema es que con un pensamiento poquitero, los gobiernos de la 4aT no saben prevenir ni solucionar los problemas, el Metro es una prueba de lo que nos espera con la pandemia del Coronavirus, en un gobierno que ve todos los problemas como conspiración de sus adversarios imaginarios.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba