Argentina prepara hoteles de paso y gimnasios para pandemia

Dos pintorescos hoteles en el norte de Argentina -producto de la fortuna amasada por una banda de narcotraficantes- alojarán a enfermos del nuevo coronavirus. En tanto, varios albergues de citas de los alrededores de Buenos Aires que cerraron sus puertas en estos tiempos de aislamiento físico brindarán descanso a los médicos durante su batalla contra la pandemia.

Esos y otros lugares -entre gimnasios, parques temáticos para niños e instalaciones de los evangelistas- son acondicionados por las autoridades argentinas para tratar a enfermos leves y aislar a los que los cuidan en su afán por descomprimir los hospitales donde se necesitarán camas de terapia intensiva durante el pico de propagación del virus previsto en las próximas semanas.

Los dos hoteles tendrán un uso loable luego de que la justicia los decomisara al Clan Loza, que exportó cocaína a España durante diez años en cargamentos de pescado congelado y extendió sus operaciones a Perú y Bolivia.

La Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE) resolvió que sus cerca de 40 habitaciones alojen a las personas que están regresando al país sudamericano procedentes de zonas de riesgo y pacientes con síntomas leves.

En Argentina hay por ahora 2.176 infectados y 101 muertos, cifras muy inferiores a las que se reportan en Estados Unidos, Italia, España y Brasil, debido en gran parte a la estricta y temprana cuarentena establecida por el gobierno.

Botón volver arriba