Personal médico en EEUU protesta por falta de protección contra Covid-19

Cientos de médicos, enfermeras y personal dedicado a la salud han protestado y presentado quejas formales por la falta de suministros para protección contra el Covid-19, incluso algunos de ellos han tenido que comprar o fabricar su propio material.

El enfermero Mike Gulick tomaba precauciones extremas para no llevar el coronavirus al hogar donde vive con su esposa y su hija de dos años. Después del trabajo pasaba por un hotel para bañarse. Lavaba su ropa con desinfectante Lysol. Todos se lavaban las manos constantemente.

Pero en el centro médico Providence Saint John’s en Santa Mónica, California, Gulick y sus colegas temían atender a los enfermos sin poder colocarse una mascarilla N95. Estos cubrebocas filtran el 95% de las partículas que flotan en el aire, incluso las que atraviesan los tapabocas comunes, pero la gerencia del hospital dijo que eran innecesarios y que no las distribuirían.

En medio del pico de COVID-19 en marzo, Estados Unidos sufrió una escasez crítica de material protector para el personal de salud, en particular los cubrebocas N95, que se fabrican en China. En respuesta a ello, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC por sus siglas en inglés) bajaron sus estándares sobre equipo protector para el personal de salud y recomendaron el uso de pañuelos, a falta de otra cosa.

Botón volver arriba