Exhortan autoridades a no bajar la guardia y resguardarse en situación crítica por covid-19


Inspeccionan más de 8 mil comercios a la fecha en operativos coordinados con autoridades municipales, estatales y federales en municipios mexiquenses.

Con más de 8 mil comercios inspeccionados a través de operativos para la suspensión temporal de actividades no esenciales, la entidad se acerca a las dos semanas más delicadas por la pandemia de COVID-19.
En ese sentido, el Coordinador General de Protección Civil del Estado de México, Luis Felipe Puente Espinosa, hizo un llamado urgente a la población mexiquense a permanecer en casa, así como atender las medidas sanitarias con responsabilidad y no bajar la guardia de cara a la etapa de mayor contagio.
También señaló que para la operatividad en los municipios conurbados del Valle de México y de Toluca, desde el inicio de esta emergencia sanitaria se llevó a cabo, por instrucción del Gobernador Alfredo Del Mazo Maza, un proceso de supervisión conjunta con el sector Salud y la Secretaría de Seguridad estatal, sumado al apoyo de los ayuntamientos e instancias federales como la Guardia Nacional y la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).
De igual forma, en atención a las disposiciones del Secretario General de Gobierno, Alejandro Ozuna Rivero, precisó que desde el inicio de esta emergencia se mantiene comunicación permanente con los alcaldes de los 125 municipios de la entidad, con el fin de conjuntar esfuerzos para invitar a los comercios que no son indispensables, a cerrar en aras de bajar la densidad de la población en el exterior de las calles.
Luis Felipe Puente puntualizó que de acuerdo con el monitoreo y reporte diario que se efectúa desde el Centro de Control, Comando, Comunicación, Computo y Calidad (C5), la movilidad del estado que se observa a través de sus cámaras, ha bajado hasta en un 60 por ciento, donde además, con sus respectivas variaciones y derivado de las actividades de la población, cabeceras municipales y zonas comerciales permanecen vacías, así como la mayoría de los centros comerciales cerrados.
“El Gobierno del Estado de México ha invertido muchísimos recursos en la atención a los pacientes por COVID, en cantidad de rubros como son los ventiladores, como son las camas extras, como son los medicamentos, como son el contratar médicos adicionales para incrementar el servicio a la población que está afectada”, aseveró.
El titular de Protección Civil en la entidad reconoció que reducir el volumen de movilidad ha sido un tema difícil, pero no imposible, en el que se ha tenido especial cuidado en los 125 municipios de la entidad, dando énfasis en zonas de mayor movilidad como Nezahualcóyotl, Ecatepec, Toluca, la parte central del Valle de Toluca, así como Zinacantepec, Amecameca, Chicoloapan y Lerma.
En un trabajo coordinado con el Instituto de Verificación Administrativa del Estado de México (Inveamex), la Comisión para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Coprisem), la Fiscalía General de Justicia estatal (FGJEM), Protección Civil municipal y autoridades municipales, así como la participación de la Comisión de Derechos Humanos estatal, Puente Espinosa sostuvo que la suspensión de actividades en comercios no esenciales es determinante.
De esta manera, mediante operativos bien estructurados, locales de insumos de primera necesidad permanecen abiertos para dar servicio a la sociedad, pero aquellos que no son indispensables, poco a poco han aceptado la invitación a cerrar sus negocios.

Previous Fortalece IMSS acciones de higiene y limpieza en ambulancias
Next Recesión y desempleo rural en 2020