Sin empleo, el 20% de latinos en EU; efecto de la pandemia


La pandemia del coronoavirus no solo ha cobrado la vida de los infectados, hay todo otro mundo de personas que sufren la catastrofe por perder su trabajo.

El sector más afectado es el inmigrante. En Estados Unidos, de acuerdo con datos de la Oficina de Estadísticas Laborales del Departamento del Trabajo, por lo menos 19 por ciento de los latinos ha quedado desempleado en los últimos dos meses.

Martín Gómez es inmigrante de Jalisco y vive en San Diego, tendrá que aceptar cualquier trabajo en los próximos días pues la ayuda federal del gobierno acabará pronto.

“Voy para dos meses sin trabajo. Estaba de asistente en un restaurante de comida mexicana y aunque no lo cerraron, sí bajaron demasiado las ventas. Me dieron la opción de trabajar solo dos días por semana, pero eso es muy poquito, y encima sin propinas, que es lo que nos ayudaba; preferí solicitar (beneficios por seguro de) desempleo, así recibo más de lo que ganaría en esos dos días por semana”, explicó el ahora naturalizado estadunidense.

El lugar donde trabajaba ahora comienza a recibir comensales, pero por tener que guardar distancia son muy escasos. Las ventas que toman por teléfono también. Pasarán meses antes de que puedan contratar de nuevo a Martín, quien debe dos meses de vivienda y ha tenido que ajustar los gastos necesarios con tarjeta de crédito.

Con esto los latinos son el grupo étnico más impactado por la pérdida de empleos a consecuencia de la pandemia en Estados Unidos.

Mientras los 50 estados reabren actividades económicas con limitaciones, para los latinos recuperar empleos va a significar competencia.

Según la misma oficina de estadísticas, más de 33 millones de personas han quedado desempleadas hasta ahora. El mes pasado 20 millones de nuevos desempleados solicitaron asistencia.

Se trata de la tasa de desocupados más alta desde la Gran Depresión al final de la década de los años 30.

Las áreas productivas más impactadas son algunas de las que más empleos ofrecen a los latinos: alimentos, turismo y construcción.

Gómez dice que si ninguna de las opciones que encuentra sirve lo suficiente, pensaría en regresar un tiempo a Jalisco, con algunos ahorros, para después regresar, cuando mejoren las perspectivas económicas.

“Pero, imagínese, si yo que soy ciudadano estadunidense estoy así, ¿cómo estarán algunas personas indocumentadas?”, reflexionó.

Previous Ampliarán convenio ‘Juntos por la Salud’ un mes más
Next Hospitales privados darán un mes de consultas gratuitas