Orden de aprehensión contra Billy Álvarez por desviar y lavar dinero de la Cooperativa Cruz Azul


La ‘Máquina’ podrá ir con un buen paso dentro de la cancha, pero fuera de ella las cosas se están complicando para el máximo dirigente del equipo. Porque la Fiscalía General de la República emitió una orden de aprehensión a Guillermo Álvarez, Presidente de Cruz Azul.
Se le acusa de delincuencia organizada y lavado de dinero.
Desde hace varias semanas, las autoridades mexicanas lo empezaron a investigar a él, a su hermano Alfredo y a su cuñado Víctor Garcés. Algunas de las supuestas pruebas en su contra son que desvió 500 millones de pesos por medio de empresas facturadoras y que logró desaparecer 130 millones de dólares.
Billy Álvarez explicó que los 130 millones fueron demostrados que se le hicieron a una empresa extranjera para inversión de infraestructura de la Cooperativa. Además, aseguró que ninguna de sus empresas ha sido catalogada como ‘fantasma’, pero parece que el Gobierno de la República opina diferente.
Un juez radicado en el Centro Federal de Readaptación Social Nº1 “El Altiplano” liberó una orden de aprehensión en contra de Guillermo Álvarez Cuevas por considerar que lidera una organización delictiva dedicada a desviar y lavar dinero de la Cooperativa Cruz Azul.
Iván Aarón Zeferín Hernández, Juez de Distrito Especializado en el Sistema Penal Acusatorio en el Estado de México, con residencia en Almoloya de Juárez, consideró que Billy Álvarez incurrió en prácticas delincuenciales al utilizar factureras y empresas fantasma para presuntamente desviar más de 1,200 millones de pesos de la empresa.
De acuerdo con la orden de aprehensión gira contra Billy Álvarez, de la cual La Razón tiene una copia, el juzgador ordena que, en cuanto sea aprendido, el directivo de Cruz Azul debe ser ingresado al penal de Almoloya de Juárez.
“Pondrá a los justiciables a disposición de este juzgador de manera inmediata, en el Centro Federal de Readaptación Social Número Uno “Altiplano”; en el área correspondiente, con la consecuente posibilidad de que sean excarcelados por elementos policiales a efecto de que acudan personalmente a audiencia ante este Centro de Justicia Penal Federal y, para ello, deberá establecer los mecanismos ante la autoridad penitenciaria para su ingreso o para el caso de que sea necesario desarrollar la audiencia mediante videoconferencia debido a la pandemia mundial, en el área idónea para que tenga verificativo”, instruye.
“Los agentes de policía federal ministerial o quien ejecute el mandamiento de captura, deberán informar inmediatamente a este juzgador la hora de ingreso del detenido a ese centro de reinserción, a fin de determinar el momento en que quedan materialmente a disposición del órgano jurisdiccional”.
También existen órdenes de aprehensión en contra de Mario Sánchez, director financiero de la cooperativa; Eduardo Borrel, director jurídico; Víctor Manuel Garcés Rojo, exdirector jurídico, y el abogado Ángel Junquera por participar en el esquema y en la organización encabezada por Billy Álvarez.

Previous Sin espectadores se correrá el Gran Premio de Italia
Next Estudiantes de Antropología de la UAEM deben mirar con perspectiva más amplia su labor