7 MILLONES DE PERSONAS NO PODRÁN PAGAR A BANCOS


Al terminar este mes, los programas de apoyo bancario, que son de 10 millones de créditos, estarán al borde del impago, el monto asciende a $1.5 billones de pesos

En México hay 24.6 millones de personas que cuentan con un crédito vigente, de las cuáles más de 7 millones de personas han buscado acogerse a las prórrogas otorgadas por bancos e instituciones como Infonavit, Fonacot o Banobras.
Esto implica que 28% o 3 de cada 10 acreditados en México han tenido dificultades para pagar sus financiamientos por reducción de salarios o despidos.
Mario di Constanzo, extitular de la Condusef, alerta que al terminar este mes, los programas de apoyo bancario, cerca de 10 millones de créditos están al borde del impago. El monto asciende a $1.5 billones. Urge al gobierno evitar se convierta en grave problema social.
La moratoria en el pago de créditos bancarios es un tema de especial relevancia, ante el cual es urgente que el gobierno federal implemente acciones a fin de evitar que este problema financiero eventualmente pudiera convertirse en un grave problema social, ante la desesperación de la gente que no pueda pagar sus deudas, advirtió Mario di Constanzo, expresidente de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).
Con base en sus estimaciones, que coinciden con las de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) y el informe de la Asociación Mexicana de Bancos (AMB), para septiembre próximo 9.8 millones de créditos podrían entrar en morosidad, involucrando a aproximadamente 7 millones de personas y una cartera que podría estar en alrededor de 1.25 billones de pesos.
Los créditos que se verían afectados por problemas de pago y que se adhirieron al Programa de Apoyo a los Usuarios del Crédito con motivo de la Contingencia Sanitaria incluyen: 3.3 millones de tarjetas de crédito, 3.3 millones créditos Pymes y personas físicas (que podrían involucrar una cartera de cuando menos 412 mil 687 millones de pesos), alrededor de 788 mil créditos de nómina, casi un millón de créditos personales y aproximadamente 322 mil créditos hipotecarios.
“Si estimamos la deuda promedio de una tarjeta de crédito, ronda los 31 mil pesos, el crédito de las Pymes los 125 mil y el de nómina 82 mil pesos, con un salario promedio de 15 mil pesos, con lo cual, las cifras son alarmantes”, dijo el analista, uno de los más respetados del país, y recordó que este mes terminan la mayoría de los programas de apoyo que dieron los bancos y que fue prácticamente un congelamiento de deuda, entonces, ejemplificó, las tarjetas de crédito ya deberán ser pagadas a partir de agosto y lo que se dejó de pagar ya está incorporado al saldo deudor en el estado de cuenta de este mes.
Para algunos créditos de nómina lo que se hizo fue recorrer la mensualidad, pero estos pagos que no se hicieron generan intereses a tasa normal, así como los créditos hipotecarios el pago de la mayoría de las veces se va hasta el final del pago del crédito, pero también genera intereses a tasa normal.
A este panorama, abundó Mario di Constanzo, hay que agregar que en septiembre próximo se podría incrementar en un 10 por ciento, el número de usuarios de tarjetas de crédito por la crisis económica y el desempleo, con lo que la cartera vencida de tarjetas de crédito podría llegar a los 159 mil millones de pesos y a 3.6 millones de tarjetas de crédito con problemas de morosidad.
Ahora que la pandemia de coronavirus ha puesto a la economía global en un sorprendente estado de suspenso, los países más vulnerables del mundo sufren daños cada vez más intensos. Las empresas, a falta de ventas, tienen que despedir a sus empleados. Los hogares que no cuentan con ingresos suficientes gastan a cuentagotas en alimentos. Los inversionistas internacionales abandonan los llamados mercados emergentes a un ritmo no visto desde la crisis financiera de 2008, con lo que provocan una disminución en el valor de las monedas y obligan a las personas a pagar más por bienes importados como alimentos y combustible.
Y la banca no podía quedar fuera de estas afectaciones y buscara como obtener el crédito otorgado a millones de personas.

Previous Lanza ST convocatoria para capacitar a mexiquenses como conciliadores laborales
Next Putin: Rusia registra una vacuna contra el coronavirus