SIN TECNOLOGÍA PARA REGRESO A CLASES EN ZONAS RURALES DE MÉXICO


OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Maestros de zonas rurales confirmaron este problema y su preocupación es por la situación que viven las comunidades en donde no cuentan con ningún tipo de equipos tecnológicos, ni servicios como la luz y el internet.

Las herramientas digitales se volvieron elementales para continuar con las actividades académicas durante la pandemia de coronavirus, sin embargo este hecho se evidenció la falta de capacitación de profesores y alumnos en el uso de estas, así como la desigualdad de acceso a recursos tecnológicos en la población, sobre todo en las zonas rurales donde no hay ni señal telefónica.
Se tuvo que cambiar la metodología de enseñanza y adaptar las tecnologías para continuar con el trabajo docente, señalan maestros de los diferentes grados académicos.
Los docentes de todas las edades tuvieron que modificar estrategias pedagógicas, los estudiantes debieron usar la tecnología para aprender, y no para entretenerse o comunicarse, mientras los padres de familia se convirtieron en guías y aprendices para auxiliar a sus hijos ante este nuevo panorama.
El rezago tecnológico, la insuficiente cobertura en las señales de televisión e internet, y, en algunos casos, la carencia de electricidad, hace que el regreso a clases en las zonas rurales indígenas, sea un reto al que se enfrentarán millones de estudiantes y sus maestros.
“Trabajar vía internet o mediante programas de televisión o radio, queda descartado, porque en las comunidades no hay acceso; en la mayor parte de los hogares no llega la señal de televisión, y en otros ni siquiera la electricidad”, señalan mentores de las zonas alejadas de las grandes ciudades.
El pasado 3 de agosto, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que el inicio del ciclo escolar 2020-2021 será el lunes 24 de agosto, y a consecuencia de la pandemia, en tanto no exista un mecanismo para detener los contagios de coronavirus, las clases serán virtuales o a distancia.
Esteban Moctezuma Barragán, secretario de Educación Pública, explicó que en alianza con cuatro televisoras -Televisa, Azteca, Imagen y Milenio-, se hará los contenidos de los programas educativos a 30 millones de estudiantes en el país. Y en apoyo estarán los sistemas de televisión pública.
Quienes no tengan acceso a señal de televisión, podrán acceder a radio, libros de texto y cuadernillos de trabajo, detalló el secretario.
Las últimas dos opciones parecen ser la única alternativa para estudiantes en las zonas rurales alejadas de las zonas con tecnología que habitan en zonas rurales e indígenas, porque el “apagón analógico” de 2016 dejó sin señal de televisión abierta a prácticamente toda la población que vive fuera de las principales ciudades.
“Durante la transición del sistema analógico al digital -que se dio en 2016-, los sistemas de televisión públicas tuvieron un rezago y quedaron grandes vacíos en la cobertura. Canal 10 -de la televisión pública estatal- tenía 79 repetidoras que mandaban la señal al territorio; solo se pudieron digitalizar para hacer la conversión las estaciones de las cuatro principales ciudades.
Las empresas televisivas de la iniciativa privada sí invirtieron en la compra de equipo para las repetidoras, pero quienes tampoco tuvieron recursos para la transición, fue la población que, para adaptar la recepción de la señal televisiva digital, tenía que adquirir convertidores o nuevos equipos.
“En los hogares rurales quedaron abandonadas las antiguas televisiones, y en algunos, muy pocos, usan las que les entregó el gobierno federal en el programa que llamó ‘Mover a México’”,
Sin embargo, aún con la inversión que hicieron las empresas privadas y la adquisición de nuevo equipo por parte de los usuarios, de acuerdo al Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFETEL), en 2019, solo 36 por ciento tienen acceso a televisión.
A ello se suma que el acceso a internet es sólo del 16 por ciento de la población total, y según el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL), el 57.1 por ciento de la población tiene carencia de servicios básicos, entre ellos el de la electricidad.

Previous Asegura Del Mazo que hoy más que nunca el Salario Rosa apoya a las amas de casa
Next Reino Unido entra en recesión tras una caída del 20,4% del PIB en el segundo trimestre