EEUU: “indultos” de Nicolás Maduro son “actos simbólicos” que no merecen aplausos


Estados Unidos afirmó que los “indultos” otorgados a opositores en Venezuela son “actos simbólicos” que no merecen aplausos, describiéndolos como la “última treta” de Nicolás Maduro a tres meses de las elecciones legislativas.

“No olvidemos que Maduro sigue deteniendo arbitrariamente cientos de prisioneros políticos. Ni el pueblo venezolano ni la comunidad internacional serán engañados por estos actos simbólicos”, dijo en Twitter el jefe de la diplomacia estadounidense para América Latina, Michael Kozak.

La liberación de “algunos prisioneros políticos injustamente detenidos en un principio” busca “encubrir una elección absurda”, agregó sobre los comicios del 6 de diciembre organizados por autoridades electorales afines a Maduro, que la oposición llama a boicotear.

Washington, que desconoce el mandato de Maduro por considerarlo resultado de un fraude, exige a Caracas la realización de “elecciones libres y justas” para “restaurar la democracia”.

Para esto, “Maduro debe retirar la prohibición de partidos y candidatos, respetar la libre expresión del pueblo, eliminar la censura, desmontar los escuadrones de la muerte, crear una comisión electoral honesta e independiente y acoger observadores electorales internacionales independientes”, señaló Kozak.

Un vocero del Departamento de Estado dijo a la AFP que “no debe aplaudirse la restauración de derechos constitucionales que fueron eliminados ilegalmente” y pidió la liberación “inmediata e incondicional” de todos los detenidos por razones políticas.

Maduro “indultó” el lunes a 110 opositores, entre ellos diputados y colaboradores del jefe parlamentario y líder opositor Juan Guaidó, “en aras de promover la reconciliación nacional”.

La lista incluye a diputados cuya inmunidad fue levantada, al igual que a parlamentarios con procesos judiciales abiertos que están fuera del país. Buena parte de los “indultos” fueron para opositores sin sentencias ni penas de cárcel.

Según Foro Penal, una ONG que defiende los derechos de los encarcelados en Venezuela, de los 110 «indultados», 50 corresponden a «presos políticos», y en el país aún hay 336 detenidos por motivos políticos.

Guaidó, a quien Estados Unidos y unos 60 países reconocen como presidente interino de Venezuela y quien no está entre los «indultados», tildó de «trampa» la acción de Maduro.

 

Previous Netflix se asocia con grupo NMG de Rusia para crear un servicio completamente ruso
Next Celebra López Obrador reestructuración de deuda de Argentina