El presidente prevé que algunos secretarios de Estado se separen de sus cargos


Van con miras a participar en las elecciones de 2021

El gabinete del Gobierno federal puede sufrir más modificaciones debido a la posibilidad de que algunos secretarios de Estados busquen participar en las elecciones de 2021, consideró este jueves el presidente Andrés Manuel López Obrador.
El mandatario fue cuestionado sobre si ya conoce quiénes buscarán algún puesto de elección popular en el siguiente año.
“Todavía no sé bien, pero es muy probable que decidan ejercer su derecho a votar y ser votados”, destacó.
Subrayó que los titulares de las dependencias tendrán “absoluta libertad” para tomar ese camino.
López Obrador remarcó que todos los secretarios de Estado apoyan el proceso de la Cuarta Transformación, aunque admitió que en algunas ocasiones hay diferencias de criterio con ellos.
“Este es un Gobierno donde se garantizan las libertades, donde no hay pensamiento único, no es un Gobierno autoritario. Respeto el punto de vista de todos y se convence y no se imponen las cosas”, abundó.
En lo que va de 2020, el gabinete del presidente ha sufrido modificaciones en las secretarias de Comunicaciones y Transportes; de Medio Ambiente y Recursos Naturales, y Bienestar.
En los primeros dos casos, los titulares de las secretarías presentaron su renuncia. Javier Jiménez Espriú dejó el cargo por diferencias con la decisión del presidente de entregar la administración de los puertos a la Secretaría de Marina, mientras que Víctor Manuel Toledo argumentó motivos de salud.
A Toledo lo sustituirá María Luisa Albores, quien ocupó la titularidad de la Secretaría de Bienestar desde el inicio del Gobierno. Ella será reemplazada por Javier May.
El presidente Andrés Manuel López Obrador defendió este jueves su decisión de entregar la administración de los puertos a la Secretaría de Marina debido a la incidencia delictiva en esos sitios.
“Recientemente le estoy encargando a la Marina el control de la operación en los puertos porque era, para decirlo con claridad, ‘plata o plomo’, y no había control en los puertos”, aseguró.
Como prueba, el mandatario señaló el caso de Colima y el puerto de Manzanillo.
“No puede ser que Colima tenga el primer lugar en homicidios a nivel nacional. Si no fuera por el puerto, eso no sucedería”, destacó.

Previous Militares toman la Dirección de 5 puertos de México
Next CAMBIO DE PARAFERNALIAS Y FORMAS POLÍTICAS