Insuficiente prohibir comida chatarra a niños; se requiere aplicar campañas


Ante la eventual prohibición para la venta de “comida chatarra” a menores de edad, en todo el país, representantes de pequeños agricultores consideraron que por sí sola esa medida no es la solución para disminuir los problemas de obesidad y diabetes si no va acompañada con una campaña nacional de salud: “Come sano, cambia tus hábitos alimenticios”.
Al emitir sus opiniones a medios de comunicación, Alberto Galindo García, Isidro Pedraza Chávez, José Luis González Aguilera y Mariana González Torres, integrantes del Movimiento Campesino #ElCampoEsDeTodos y del Congreso Agrario Permanente, advirtieron que podrían generar un descalabro económico a propietarios de establecimientos comerciales tanto en zonas urbanas como en tienditas en pueblos rurales, ejidos y zonas marginadas.
Por otro lado, se podría apoyar a productores agrícolas con la compra de su producción de granos básicos y hortalizas.
Por ello, habrá que impulsar la campaña nacional, “dale valor al campesino, compra directo sus productos”, dijo Alberto Galindo García a nombre de 20 organizaciones campesinas agrupadas en el Movimiento El Campo es de Todos.
Los gobiernos estatales y municipales deberían abrir espacios para que el pequeño agricultor pueda acudir a comercializar su producción a precios accesibles al consumidor y ello ayudaría a ambas partes.
Esta propuesta es para dar fortalecimiento al mercado interno, priorizar la producción nacional contra la importación de alimentos de la canasta básica, conformar una Red de Abasto y Distribución Popular de Alimentos, incluso, “reconocer el trueque como forma histórica de intercambio de bienes y alimentos ante la carencia de recursos económicos”, planteó.
Y aunque no se vislumbra mejoría porque hay un desdén por la organización de productores, porque no quieren reconocer el valor de las formas de organización comunitaria, por ende, también hay desdén por los viveros comunitarios, insistimos en que se requiere una reingeniería de la política pública para el campo, programas de fomento productivo para productos de la canasta básica.
Alberto Galindo García, dijo que se requieren estímulos a la producción de granos básicos: maíz, frijol, arroz, café y otros; créditos tasa cero a pequeños comercios y pequeños productores rurales, programa continuo para supervisar y penalizar la especulación, sobre todo de bienes de la canasta básica.

Previous Cancelan macrosimulacro del 19 de septiembre por Covid-19
Next México no está exento de un rebrote por Covid-19: López-Gatell