FGR volvió a asegurar la lujosa residencia de Emilio Lozoya en Lomas de Chapultepec


Aunque a mediados de septiembre Emilio Lozoya ganó un amparo a través del cual quedaba sin efecto el aseguramiento de su casa en Lomas de Bezares, un exclusivo barrio de la Ciudad de México, la Fiscalía General de la República (FGR) volvió a realizar este procedimiento la tarde del 6 de octubre.

De acuerdo con información del diario El Universal, la dependencia envió a Luz María Ortega Tlalpa, juez Octavo de Distrito de Amparo en Materia Penal, un informe de cumplimiento de sentencia en el que indicaba que nuevamente se había llevado a cabo el aseguramiento de la casa.

Esto a pesar del amparo que había emitido un Tribunal Federal en el mes de septiembre, a partir del cual se había ordenado a la FGR que devolviera el inmueble de ex director de Petróleos Mexicanos (Pemex), mismo que tenía asegurado desde mayo del 2019.

Tras esa resolución, la Fiscalía debía analizar si el aseguramiento de la casa podía proceder nuevamente o no, algo que debía motivar y justificar adecuadamente, pues los magistrados habían indicado que el primer procedimiento que se llevó a cabo en 2019 carecía de estos elementos, además de que la dependencia no detalló el menaje de casa, algo que se exige en la ley.

Para esta ocasión, reportó el diario Milenio, el argumento que la Fiscalía utilizó fue que dicho inmueble es producto de un delito, así como mencionar que el menaje al interior de la residencia no era un tema de investigación de la autoridad. Bajo el cumplimento de estos requisitos, el Tribunal Colegiado en Materia de Amparo procedió a asegurar la residencia.

Lozoya, quien se encuentra bajo proceso en dos casos distintos por varios delitos, habría comprado dicha casa, ubicada en Lomas de Bezares, en el suroeste de la capital mexicana, con dinero proveniente de supuestos sobornos.

Por ello, dicha propiedad había intentado ser subastada por el Instituto Para Devolverle al Pueblo lo Robado, pero la Fiscalía mexicana se había negado porque todavía no contaba con el aval necesario para poder traspasar la propiedad.

La casa de Lomas de Bezares, ubicada en una zona exclusiva en la alcaldía Miguel Hidalgo, es una pieza clave para el caso Agro Nitrogenados, donde el ex director de Pemex fue vinculado a proceso por operaciones con recursos de procedencia ilícita.

El caso lleva el nombre de la empresa en el centro del huracán de corrupción de la administración de Peña Nieto: el ex funcionario federal está acusado de haber promovido la compra a sobreprecios millonarios de dicha compañía después de recibir dinero del empresario que la vendió al gobierno.

Estos recursos, argumentó la Fiscalía General de la República (FGR) en la audiencia de Lozoya en julio pasado, supuestamente habrían sido triangulados a través de una cuenta en paraísos fiscales a nombre de su hermana Susana para adquirir un inmueble en la exclusiva colonia de las Lomas.

Entre los datos de prueba, la FGR recordó que Lozoya participó en la campaña presidencial de Peña Nieto y luego en el periodo en el que se hicieron los depósitos de Altos Hornos (dueña original de Agro Nitrogenados), primero de USD 500,000 y posteriormente de otros dos millones en dos depósitos distintos.

El último de esos depósitos, de acuerdo con las autoridades, equivalía a 34 millones de pesos, que es el monto del inmueble de Lomas de Bezares. También mencionaron a la empresa Tochos Holdings, donde Lozoya aparecía como beneficiario, pero que después traspasó a su hermana.

En la actualidad, Emilio Lozoya, ex funcionario durante el gobierno de Enrique Peña Nieto, se encuentra en libertad, debido a que solicitó un criterio de oportunidad al Ministerio Público federal, como parte del proceso penal que la FGR mantiene en su contra.

 

Previous Juegos de Tokio reducirán 284 millones de dólares en gastos
Next El premio Nobel de Química fue otorgado a Emmanuelle Charpentier y Jennifer Doudna por sus trabajos en edición genética