Harris y Pence contrastan con debate presidencial y se muestran sólidos

El vicepresidente Mike Pence y Kamala Harris, quien compite a un lado de Joe Biden se enfrascaron el día de ayer en un acalorado debate que contrastó con el presidencial, pues Harris y Pence se vieron mucho más sólidos y enfocados que Trump y Biden; el debate giró en torno a la actuación del actual gobierno frente a la pandemia de Covid-19.

Como medida preventiva, los candidatos estuvieron separados por paneles de plexiglás en el debate vicepresidencial, en el cual mostraron mucho mayor civilidad que en el de la semana pasada en que Trump, ahora de regreso en Washington mientras se recupera de COVID-19, interrumpió constantemente a su rival demócrata Joe Biden, en ocasiones casi gritando.

En un momento en que el virus ha penetrado los niveles más elevados del gobierno y Trump tiene sólo un par de días fuera del hospital, Pence, de 61 años, reconoció que “nuestra nación ha pasado por momentos muy desafiantes este año”.

Harris, de 55 años, criticó la forma constante en que Trump ha minimizado la gravedad de la pandemia, insistiendo que ella no aceptará ponerse una vacuna si el presidente republicano la apoya sin el respaldo de profesionales médicos.

“Francamente este gobierno ha perdido el derecho a la reelección debido a esto”, acusó.

El próximo debate presidencial se tiene planeado para el próximo 15 de octubre, aunque están a la espera de que el presidente Donald Trump se pueda presentar luego de dar positivo por Coronavirus.

Botón volver arriba