“Ahora tengo que usar conceptos rebuscados”: AMLO aseguró que lo acusan de solo hablarle al pueblo

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo este lunes en su conferencia de prensa que se “le acusa de hablar para el pueblo, lo cual le da muchísimo gusto”, en clara referencia a la crítica que el poeta y activista, Javier Sicilia, le hizo hace unos días durante su ponencia dentro de un encuentro literario que organizó el Instituto Sudcaliforniano de Cultura.

“Ahora tengo que hablar como físico y utilizar términos y conceptos rebuscados, porque si no se me acusa de que nada más habló para el pueblo, lo cual me da muchísimo gusto, hablar, no español, castilla como se decía antes, castellano, hablarle al pueblo”, indicó el mandatario mexicano.

Javier Sicilia participó el pasado 22 de octubre, en la decimoséptima edición del encuentro literario “Lunas de octubre”, que organizó el Instituto Sudcaliforniano de Cultura, con la conferencia “Violencia y crisis del lenguaje”.

Durante su intervención advirtió que la violencia “está generalizada en el mundo”, pero que en México existe una particularidad “terrible”.

“La violencia es muy generalizada en el mundo, pero en México tiene una particularidad terrible: estamos llenos de cruces, de fosas, de desmembrados. Lo que le está sucediendo a este país es sumamente grave”, alertó Sicilia y argumentó que un tema fundamental es la crisis del lenguaje. El poeta afirmó durante su charla que el léxico del mexicano es “muy pobre”, en promedio es de 500 a 250 palabras, dijo durante su charla.

“El universo léxico del mexicano promedio es de 500 a 250 palabras, que la publicidad ha estrechado más… te dicen que un buen anuncio no puede tener palabras de más de cuatro sílabas; vean los anuncios, generalmente las palabras que usan no son mayores a cuatro sílabas”, explicó.

Sicilia puso de ejemplo las conferencias del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, de las que señaló, “es muy pobre” el lenguaje que utiliza el mandatario.

“El español que usa nuestro presidente, y que utiliza en sus conferencias de la mañana es muy pobre, muy anacrónico, lleno de contradicciones, descalificaciones, de mentiras, de redundancias, de clichés moralinos, se parece mucho a lo que emplea un vendedor de detergente, que limpia ropas y que dice que es lo mejor”, manifestó.

Botón volver arriba