Corte de EU permite a Aeroméxico despido de 766 sobrecargos: 616 de ASSA y 150 asistentes


Se autorizó la liquidación e indemnización por un monto de 6 millones 200 dólares

Aeroméxico podrá efectuar el despido de hasta 766 sobrecargos para poder reducir el costo de las operaciones laborales a mediano plazo. En el recorte se incluirán hasta a 616 personas afiliadas a la Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación (ASSA) y hasta 150 asistentes de vuelos del Sindicato de Trabajadores de la Industria Aeronáutica (STIA).
La Jueza Shelley C. Chapman, del Tribunal de Quiebras de los Estados Unidos para el Distrito Sur de Nueva York, quien lleva el caso de la aerolínea mexicana determinó que podrá realizarse el movimiento de recorte de las más de 750 personas de la plantilla laboral.
“Los deudores están autorizados, pero no ordenados, a implementar el plan de indemnización“, dictó la sentencia de la Jueza. El monto podrá ascender a 6 millones 200 mil dólares por materia de compensaciones.
De acuerdo con información publicada, quienes estén agremiados a la ASSA recibirían una indemnización promedio de 8 mil 278 dólares, debido al contrato colectivo de trabajo. Además, quienes son asistentes de vuelo de Connect Aeroméxico recibirán en promedio 7 mil 333 dólares, según explicó al medio Ricardo Sánchez Baker, director financiero de la compañía.
Apenas el 9 de octubre Aeroméxico informó que la Corte de Quiebras de Estados Unidos aprobó definitivamente el financiamiento preferencial y garantizado por hasta mil millones de dólares.
De conformidad con lo dado a conocer por la aerolínea mexicana en tres eventos relevantes, del 13 y 19 de agosto y del 9 de septiembre, anunció el apoyo recibido. En los comunicados anteriores dio a conocer el compromiso de financiamiento preferencial y garantizado DIP, por hasta mil millones de dólares; la aprobación provisional del DIP Financing por la Jueza Chapman; y el financiamiento de 100 millones de dólares del Tramo 1 del DIP Financing.
Anunció también que seguirá llevando a cabo el proceso voluntario de reestructura de sus pasivos financieros bajo el proceso del Capítulo 11 y que sus operaciones y servicios continúan.
El 30 de junio Grupo Aeroméxico anunció a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) que inició un “proceso voluntario de reestructura” bajo el Capítulo 11 de la ley de bancarrota de Estados Unidos, debido a los beneficios que le significaban para fortalecerse económicamente y tener liquidez para proteger y preservar sus operaciones y activos. Además, para poder implementar los ajustes operativos para enfrentar el impacto de la COVID-19.
El Código de Bancarrota en EU establece en su capítulo 11 la reorganización, que generalmente involucra a una corporación o sociedad para mantener vivo un negocio y pagar a los acreedores con el tiempo. Un caso presentado bajo el capítulo 11 del Código de Bancarrota de los Estados Unidos se conoce con frecuencia como quiebra de “reorganización”.

Previous Philip Morris le dice adiós a sus cigarros en México
Next Frenan en San Lázaro votación para la Reforma al Fondo de Salud