MANUEL BARTLETT AFIRMA QUE CFE APOYÓ A USUARIOS DURANTE LA PANDEMIA


En pandemia, se apoya a 6.4 millones de clientes, quienes no han perdido el subsidio en su tarifa pese al incremento de su consumo eléctrico, aseguró el director general de la CFE

Con la Reforma Energética, la electricidad se consideró un negocio y no un derecho humano, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) fue usada como trampolín para ceder el mercado eléctrico a intereses privados, fue obligada a comprar electricidad y subsidiar competidores, con la clara intención de desmantelar su infraestructura y condenarla a la chatarrización, aseguró el director general de la CFE, Manuel Bartlett Díaz.
Ante las Comisiones Unidas de Energía e Infraestructura de la Cámara de Diputados, como parte del ejercicio de rendición de cuentas del Segundo Informe de Gobierno, el titular de la CFE informó sobre las acciones que se han implementado para revertir su deterioro deliberado a partir de la instrucción presidencial para rescatarla.
Estas acciones consistieron en fortalecer a la Gerencia de Abastecimientos de la Dirección de Administración; reestructurar el modelo de contratación; impulsar a la filial CFEnergía; justicia laboral en el CCT 2020-2022; implementar un programa anticorrupción, creación de la empresa Internet para Todos, entre otras.
Lo más importante, refirió Bartlett Díaz a las y los diputados, es el apoyo que la CFE otorga a la población durante esta crisis sanitaria, donde se firmó un acuerdo con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) para no subir a los usuarios con tarifa doméstica de bajo consumo a tarifa DAC, aquella que no cuenta con subsidio, y que le han generado a la empresa pérdidas por 8 mil millones de pesos, evitando la migración de 6.4 millones de clientes a la tarifa de alto consumo.
En ese sentido cuestionó a los legisladores: “los privados estuvieron ganando tranquilamente recursos en la pandemia sin aportar absolutamente nada”, entonces “¿no es este un ejemplo de la necesidad imperiosa de que los mexicanos tengamos una empresa mexicana con objetivos sociales?”. México no se ha quedado sin electricidad como resultado de los efectos de la pandemia, recalcó.
Adicional, llamó a los gobiernos estatales, municipales y organismos de agua potable a resolver los adeudos que mantienen con la CFE, con el fin de contribuir a disminuir la pobreza. En Tabasco, por ejemplo, con el programa Adiós a tu Deuda, se invitó a la ciudadanía a pagar el servicio eléctrico, y recordó que el precio de las tarifas eléctricas no ha subido por encima de la inflación, tal y como lo instruyó el presidente Andrés Manuel López Obrador.
Sobre las sociedades de autoconsumo, Bartlett Díaz fue contundente: son un fraude a la ley. A través de supuestos socios, esta figura no paga la tarifa de transmisión correspondiente a la CFE, problemática notificada a la Comisión Reguladora de Energía (CRE) por competencia desleal y que derivará en demandas.
Con pérdidas por 10 mil mdp, los generadores independientes de energía, figura salinista que sobrevivió en la reforma energética gracias a un artículo transitorio, cobran a la CFE el 100% del 30% de la energía que entregan. De esta manera, la Subcomisión de Energía se ofreció a reunirse con directivos de la CFE para conocer la problemática.
Al discutir sobre los amparos interpuestos contra la Política de Confiabilidad, Seguridad, Continuidad y Calidad en el Sistema Eléctrico Nacional emitida por la Secretaría de Energía (Sener), sostuvo que ésta tiene como fin poner orden en la red, no atenta contra las energías limpias y de no aplicarla, se pone en riesgo a los mexicanos; por ello, llamó al poder judicial a pronunciarse a favor del interés público.
Con la recuperación económica en 2021 se tendrá una mayor demanda de energía eléctrica, que ayudaría a superar la meta presupuestada de 450 mil millones de pesos de ingresos propios, con esto mejorará la rentabilidad de la empresa, se invertiría en recuperar espacios en el mercado de generación y la CFE se hará de recursos adicionales, a través de nuevos mecanismos de financiamiento, procurando que la mayoría de los nuevos proyectos de inversión puedan ser autofinanciables.
La CFE es una empresa nacional poderosa, que tiene que hacer mucho más con menos presupuesto y no limitarse, es la encargada de llevar electricidad a todo el país, es una empresa que acepta la participación de la iniciativa privada pero con piso parejo.

Previous PELIGRA EL PACTO FEDERAL
Next “Pueden ahorrar más”: AMLO celebró que el INE redujo costos de la consulta sobre expresidentes