La pandemia ha revivido a la polio y ahora es amenaza


El posible resurgimiento de enfermedades casi erradicadas en Latinoamérica, como la polio, aparece como una de las peores amenazas del mundo post COVID-19, tal como sucede en Perú, donde miles de menores no han recibido las vacunas obligatorias debido a las limitaciones impuestas por la pandemia.
Esta alerta ha sido lanzada por autoridades sanitarias, laboratorios y especialistas, tan sólo un año después de que la Organización Panamericana de la Salud (OPS) celebrase el 25 aniversario de la eliminación en América de esta enfermedad incurable, pero “prevenible con la vacunación”.
“A causa de la falta de vacunación se aumenta el riesgo del rebrote de esta enfermedad, que afecta al sistema nervioso y puede causar consecuencias graves como parálisis, hasta la muerte; el principal grupo de riesgo son los niños menores de 5 años”, explicó a Efe la directora de la Asociación Nacional de Laboratorios Farmacéuticos (Alafarpe) de Perú, Ángela Flores.
El Ministerio de Salud peruano informó que hasta el pasado 13 de octubre se dio un incremento de casos de poliomielitis a nivel global, ya que se registraron 129 reportes de poliovirus salvaje (WPV1) y 429 de poliovirus derivado de la vacuna circulante (cVDPV), cuando el año pasado estos fueron 88 y 103, respectivamente.
Desde mediados de los años 80 del siglo XX, la vacunación ha permitido reducir esta enfermedad en más de un 80 por ciento en el mundo y, en el caso de Perú, el último registro de polio data de 1991 y la certificación como libre de poliovirus salvaje llegó en 1994.
Sin embargo, la campaña nacional de vacunación de este año se vio seriamente afectada por la llegada de la COVID-19, que llevó a concentrar los esfuerzos en el combate de la epidemia y luego generó el temor de los ciudadanos de acudir a los centros médicos.
Al respecto, el doctor Raúl Urquizo, exdecano del Colegio Médico de Lima, aseguró a Efe que antes de la pandemia su país tenía una cobertura de vacunación superior al 90 por ciento, pero con la cuarentena esta cifra llegó a bajar al 22 por ciento.
“El Ministerio de Salud ha hecho una fuerte campaña en estas últimas semanas y estamos alrededor de 43 por ciento a nivel nacional; hay localidades con un déficit de más de 60 por ciento, la mayoría. Entonces existe una preocupación”, acotó este pediatra neonatólogo.

Previous México, entre los candidatos en el calendario de la F1 para 2021
Next Ya votaron más de 71 millones estadunidenses en comicios adelantados