Migración y T-MEC: los temas más complicados de la relación México-EEUU tras el triunfo de Biden

Reconstruir la relación con Estados Unidos será una dura tarea para el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, pues el demócrata Joe Biden podría dificultar el crucial vínculo comercial o pasarle factura por su cercanía con Donald Trump.

La incómoda posición del mexicano se evidenció este sábado cuando optó por ser de los pocos dirigentes que se abstuvieron de felicitar al electo Biden, argumentando que esperará que se resuelvan los reclamos de Trump, quien desconoció la victoria y alega un supuesto fraude.

“No queremos ser imprudentes, no queremos actuar a la ligera”, justificó López Obrador.

Trump ganó la presidencia en 2016 con un discurso que tachaba a los mexicanos de “violadores” que llevaban “drogas y crimen” a Estados Unidos. Pese a ello, México logró entenderse con el republicano.

“Es muy desagradable esta retórica antimexicana de Trump, pero en los hechos hubo acuerdos importantes. La relación con los demócratas siempre ha sido fría y de Biden podría esperarse un mayor distanciamiento”, dice a la AFP Miguel Ángel Jiménez, analista del Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales (COMEXI).

Para Jiménez, la reacción de López Obrador confirma su cercanía con Trump y la preocupación por las semanas que le quedan en la Casa Blanca.

“Los compromisos tan fuertes que han construido le impiden que actué con más altura, con generosidad, como han hecho la mayoría de los líderes del G20. Es una situación no grata para el gobierno mexicano”, sostuvo.

Históricamente, México ha conseguido más de los republicanos, como la amnistía migratoria concedida por Ronald Reagan o el acuerdo de libre comercio (TLCAN) que George Bush padre negoció y fue firmado, con resistencias, por el demócrata Bill Clinton en 1994, recuerda Jiménez.

López Obrador, reacio a viajar al extranjero, visitó a Trump en Washington en julio en plena campaña electoral, un desacierto, según analistas, máxime cuando apareció en un video de campaña del republicano.

“Son hermanos de diferentes madres”, resume Jeffrey Davidow, quien fue embajador de Clinton en México, en un artículo en el diario Reforma.

Enumeró las coincidencias que, a su juicio, existen entre ambos: desprecio a las instituciones, a los derechos humanos y laborales, a las energías limpias y a la prensa, temas en los que, anticipa, Biden presionará.

“Una presidencia de Biden ofrecerá nuevos desafíos y oportunidades” que deben manejarse “con mayor habilidad” de la que se requirió con Trump, escribió Davidow.

 

Botón volver arriba