Mujeres en Toluca piden que feminicidios no queden impunes

Con pintas y destrozos en el Centro de Justicia para Mujeres de la ciudad de Toluca, más de 200 integrantes de diversos colectivos protestaron en Toluca para exigir un alto a los feminicidios. Luego de que este municipio registró tres homicidios de mujeres el pasado fin de semana, las manifestantes marcharon por diversos puntos del primer cuadro para demandar justicia por los casos de Karla Isela, Sandra y Pamela, quienes perdieron la vida de manera violenta.
Esta vez no hubo policía ni autoridad represora; no fueron desplegados convoyes de efectivos estatales para proteger los inmuebles; sin embargo, dicen las activistas, de nada sirve “la tolerancia” a las protestas, sin eficacia en las políticas públicas del estado que ocupa el primer lugar en feminicidios a nivel nacional.
El reclamo fue sólo uno: que las autoridades estatales, federales o universitarias hagan algo más que reprochar, condenar o lamentar los feminicidios registrados en este año y en desde el 2015, cuando fue reconocido en el Código Penal del delito de feminicidio.
La protesta inició a las 12:00 horas de ayer, en la Plaza de los Mártires, en donde las integrantes de los colectivos Mujeres Organizadas México, Asamblea Universitaria UAEMex, y el Colectivo Feminista Polvo de Estrellas, junto con sociedad civil se congregaron para exigir tres niveles de gobierno protejan la vida de las mujeres.
La condena que hizo el rector de la UAEMéx, Alfredo Barrera Baca sobre este feminicidio, dijeron las estudiantes de la Facico, no es suficiente, pues fue a sólo unas cuadras de la escuela de la que egresó, donde resultó asesinada.
Durante la tarde el rector de la UAEM se reunió con el Presidente municipal de Toluca Juan Rodolfo Gómez Sánchez donde trato el tema de las acciones de seguridad implementadas en los organismos académicos. En este encuentro, reitero la solicitud de incrementar la vigilancia y luminarias, así como de instalar video cámaras en las inmediaciones de los espacios universitarios.
Con pintas, un diálogo abierto y mucho llanto, las feministas demandaron atención, respeto, protección y reprocharon que los familiares de las víctimas deban encargarse de las investigaciones para dar con los responsables del feminicidio de sus hijas, hermanas o madres.
El próximo 25 de noviembre se llevará a cabo una nueva manifestación pero hacia las instalaciones de la UAEM, por considerar que las acciones emprendidas en torno a las denuncias de acoso y violencia contra las mujeres en la FaCiCo no fueron tomadas con la seriedad debida por las autoridades universitarias.

Botón volver arriba