Se disparan en México fraudes virtuales de agencias de viajes


Agencias desaparecen sin dejar ningún rastro, y vuelven aparecer tiempo después

Los fraudes a través de agencias de viajes virtuales se han disparado este año a causa del Covid convirtiendo a México en el primer país en este tipo de estafas en Latinoamérica. La suma defrauda a los mexicanos alcanza los 4.500 millones de pesos, denuncian desde la Asociación Mexicana de Agencias de viajes (Amav) que advierte de su proliferación en estos tiempos principalmente en redes sociales como Facebook.
“Desaparecen sin dejar ningún rastro, y vuelven aparecer tiempo después con otro nombre y atractivas promociones”, ha explicado Eduardo Paniagua presidente de la Asociación Mexicana de Agencias de viajes (AMAV).
Por ello, desde la asociación recomiendan a los usuarios acudir a las agencias de viajes tradicionales y reconocidas que ofrezcan respaldo y garantía de los viajes contratados. “No hay mayor certeza que una agencia de viajes que tenga un local físico, teléfonos donde comunicarte, y personal especializado, que pueda atenderte y contestar todas tus preguntas”, ha subrayado Paniagua.
Las estafas más extendidas son los falsos paquetes vacacionales a familias que se dan cuenta de que han sido robados en el destino cuando descubren que sus reservas de hotel o excursiones no existen, describe el presidente de la patronal de agencias.
Las agencias piratas que operan ‘online’ son cada vez más sofisticadas en sus métodos para engañar a los usuarios, llegando, incluso, a suplantar la identidad de cadenas hoteleras, como lo denunció hace unos meses AMAV.
A nivel nacional hay alrededor de 5,000 agencias tradicionales establecidas formalmente, de las cuales más de 500 están afiliadas actualmente a la AMAV, por lo que cuentan con una dirección física con venta al público, mientras que las online deben tener el soporte de una agencia tradicional para seguridad del consumidor.
Asimismo, las agencias de viajes online (OTA, por sus siglas en inglés) deben contar también con elementos de protección para el usuario, como candado de seguridad para ventas en línea, dirección, teléfonos de contacto y links de sus páginas, lo cual debe ser verificado por el consumidor antes de comprar para evitar ser víctima de fraude.
En el 2019, ante el incremento de fraudes a través de agencias de viajes en línea apócrifas, la Procuraduría Federal del Consumidor en Cancún inició cursos de capacitación para disminuir la incidencia, la cual estaba afectando desde entonces principalmente a la zona norte del país con supuestos paquetes vacacionales en el Caribe mexicano.
Así lo informó también Ana Laura Castillo Brito, jefa de departamento de Educación y Divulgación de Profeco Quintana Roo, quien dijo que llegaban a recibir un promedio de 60 quejas sobre este delito semanalmente.

Previous Nuevo billete de mil pesos y adelantan el nuevo diseño
Next Pide INAI a la 4T revelar información sobre covid aunque sea “cruel”