El trabajo de la CONABIO indispensable para detener el deterioro de recursos naturales: ESH


Durante la conferencia de prensa que ofreció en conjunto con el doctor José Sarukhán Kermez, Coordinador Nacional de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO), subrayó que “tras poco más de un cuarto de siglo de su fundación, esta Comisión ha acumulado logros notables en los cuatro ejes de la Estrategia Nacional sobre la Biodiversidad en México”:
Primero: La protección, conservación y recuperación de la riqueza biológica de México.
Segundo: La valoración de la biodiversidad, un ejercicio fundamental para conocer el impacto económico y social que tiene en nuestras vidas.
Tercero: La sistematización y difusión del conocimiento sobre la biodiversidad y el ambiente, lo que permite tomar mejores decisiones sobre cómo cuidar nuestro entorno y aprovecharlo sosteniblemente, sea desde la perspectiva individual o de la toma de decisiones gubernamentales.
Cuarto: La diversificación del uso sustentable de nuestro capital natural.
Como ejemplo, indicó que “hoy México cuenta con un inventario nacional de manglares, el cual ha permitido restaurar cerca de siete mil hectáreas de mangle, la planta que le da su nombre a este ecosistema”.
Señaló que “este conocimiento y su aplicación es fundamental para la vida silvestre de México, pues nuestra Nación se encuentra entre los cuatro países con mayor extensión de manglares, los que sostienen a una amplia diversidad de especies de reptiles, insectos y peces”.
Añadió que “los manglares son fuente de recursos pesqueros; en ellos se reproducen las especies marinas de interés comercial”. Además, “protegen a los asentamientos humanos de inundaciones”.
Otro ejemplo del trabajo de la CONABIO, dijo el Vocero del Gobierno de la República, fue su colaboración en la organización de la decimotercera Conferencia de las Naciones Unidas sobre Biodiversidad (COP13), celebrada en la ciudad de Cancún en el año de 2016.
Señaló que durante este evento, “nuestro país ratificó su compromiso con el medio ambiente, al más que triplicar, por instrucciones del Presidente Enrique Peña Nieto, la superficie de áreas naturales protegidas del país, las cuales pasaron de 26 a 91 millones de hectáreas, con todo el impulso logístico que una decisión como ésta requiere”.
Eduardo Sánchez subrayó que “la CONABIO, a través de su trabajo de investigación y divulgación, ha aportado herramientas indispensables para esta tarea”, y mencionó dos de ellas:
Primera: El Sistema Nacional de Información de la Biodiversidad, que reúne información sobre 110 mil especies mexicanas de hongos, plantas y animales.
Segunda: Las redes de Ciencia Ciudadana más grandes del país, en las que participan casi 40 mil personas.

Previous Impacta Buró de Crédito en el crecimiento de las Pymes
Next México nunca pagará por un muro: Peña Nieto refuta a Trump