Coronavirus en la Ciudad de México: crematorios y productores de ataúdes también están saturados


El Memorial San Ángel, que ofrece servicios de cremación a la población de la Ciudad de México, es un microcosmos de la pandemia de COVID-19 que ha azotado al país.

Las personas que quieren incinerar los restos de sus amigos o familiares fallecidos acuden ahí: está ubicado junto al conjunto residencial Atlamaya, a un lado del Panteón Jardín, en la alcaldía Álvaro Obregón.

El memorial refleja la crisis económica y sanitaria de la capital de México. La situación continúa deteriorándose y las cremaciones han regresado a los niveles de lo que fue, hasta ahora, el peor momento de la pandemia, en mayo.

En ese entonces había un promedio de tres servicios por día. No obstante, habían jornadas que superaban esa cifra. Esta semana ha ocurrido eso: durante dos días consecutivos, miércoles 16 y jueves 17 de diciembre, hubo cuatro incineraciones por jornada, reportó El Universal.

En marzo, cuando comenzó la pandemia en el país, el Memorial San Ángel realizó las cremaciones de 13 personas que murieron como consecuencia del nuevo coronavirus. Cuando empezó el confinamiento, había alrededor de un servicio cada dos días.

Sin embargo, el siguiente mes, en abril, el número de cremaciones subió a 19. Y en mayo llegó la saturación: las cremaciones casi se quintuplicaron. Hubo 92 incineraciones de cuerpos cuyos certificados de defunción declaraban que la causa de muerte había sido COVID-19.

Los hornos del memorial funcionaban hasta 16 horas por jornada: había alrededor de tres casos de coronavirus por día y once o doce por semana (52 en el mes). De acuerdo con el medio, los casos representaban el 64% de las cremaciones.

Durante el verano los casos redujeron. En junio llegó a casi la mitad, con 49, y en julio descendió hasta un 57% respecto al mes anterior, cuando se registraron 21 incineraciones. En agosto continuaron bajando, con 18, y en septiembre se estabilizó la cifra: en promedio, cuatro cremaciones a la semana.

En otoño nuevamente comenzaron a incrementar las cremaciones. El mes de octubre reportó 20 casos y noviembre creció a 31, lo que representa una cremación por día; es un aumento de 55% respecto al mes previo y un crecimiento de 64% con relación al promedio de 19 casos por mes que hubo durante el verano.

Hasta el 15 de diciembre se registraba un caso por día, como en el mes de noviembre. No obstante, este miércoles se cuadriplicaron las incineraciones: con cuatro incineraciones de cadáveres fallecidos por COVID-19 en un solo día, se superaron los niveles de mayo.

El jueves, viernes, y sábado ocurrió lo mismo: cuatro casos más cada día.

Marco Antonio Morales, gerente de Memorial San Ángel, declaró a El Universal:

“En mayo tuvimos 92 cremaciones de COVID-19, un promedio más o menos de tres por día, 2.9, si quieres ser muy exacto. Del 1 al 15 de diciembre estábamos teniendo una por día, pero ahora que ya empezó todo esto de la saturación de los hospitales, nos estamos empezando a allegar de casos que están superando el promedio diario que teníamos en mayo (…)

“Por ejemplo, el 16 [de diciembre] tuvimos cuatro cremaciones, y hoy también tenemos cuatro más, lo cual nos hace pensar que si esto continua así, vamos a continuar con estos promedios entre tres y cuatro por día, lo cual nos llevaría a un pico mucho más grande al que tuvimos en mayo”, dijo.

El gerente recordó como el horno, día y noche, no paraba de funcionar. Afirmó que la “situación” está empeorando en diciembre y todavía faltan 10 días para que termine el mes, especialmente las fiestas y reuniones de Navidad y Año Nuevo. Enero, por lo tanto, podría traer un incremento de cifras. “Ojalá que no”, señaló.

El vicepresidente de la Asociación Nacional de Directores de Funerarias, Roberto García, declaró que existen 150 asociados a nivel nacional, y que el total de cremaciones en México se ha incrementado un 50% comparado con el año anterior.

García remarcó que “los puntos más rojos” de crecimiento están en las entidades federativas de Ciudad de México, Estado de México, Tijuana, Ciudad Juárez, Tijuana, y Puebla, y que el aumento podría ser más “pronunciado al final del año”.

José Luis Alomía Zegarra, director general de Epidemiología, informó este 19 de diciembre, día 203 de la Nueva Normalidad, que ya suman 117,876 defunciones confirmadas en México por COVID-19 y que hay 1,313,675 contagios acumulados. De tal modo, en las últimas 24 horas se sumaron 12,129 nuevos contagios y 627 nuevos decesos confirmados.

La Ciudad de México y el Estado de México son las entidades con mayor número de casos activos estimados (con fecha de inicio de los últimos 14 días por el índice de positividad, por entidad y semana epidemiológica). Hasta este día se estiman 93,117 contagios de este tipo.

Esta semana 49 de la pandemia se registró un 40% de positividad, es decir, cuatro de cada 10 personas se contagiaron de COVID-19. Además se estiman 903 defunciones sospechosas con posibilidad de resultado.

También se contabilizaron 1,645,836 casos negativos, 57,740 sospechosos con posibilidad de resultado de un total de 3,365,035 personas notificadas.

La distribución por sexo en las defunciones confirmadas muestra un predomino del 64% en hombres. La mediana de edad en los decesos es de 64 años.

La Ciudad de México, el Estado de México, Veracruz, Puebla, Jalisco, Nuevo León, Baja California, Guanajuato, Chihuahua y Sinaloa como las 10 entidades que han registrado el mayor número de defunciones y que en conjunto representan más de la mitad (62%) de todas las del país. La Ciudad de México por sí sola acumula 16.9% de todas defunciones a nivel nacional.

 

Previous Más de medio millón de personas ya fueron vacunadas contra el coronavirus en Estados Unidos
Next Delfina Gómez es nombrada nueva titular de SEP