Pese a fallas el presidente respaldó a la CFE y condenó “escándalo” de adversarios por apagón masivo


Luego de ser cuestionado nuevamente acerca de los apagones ocurridos el pasado lunes 28 de diciembre, y de la exigencia, expresada por algunos personajes políticos de oposición, de la renuncia del encargado de la Comisión Federal de Electricidad, Manuel Bartlet, el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, acusó a sus opositores (entre los que engloba tanto a “conservadores” como a medios de comunicación que reportaron el caso) de lanzarse a favor de la privatización de la electricidad en México.

El Jefe del Ejecutivo, durante su conferencia matutina, aseguró uno de los objetivos de su gobierno es “sacar adelante a la CFE como estamos sacando adelante a PEMEX [Petróleos Mexicanos]”. Esto luego de hacer un recuento de los procesos de privatización de la electricidad mexicana que iniciaron, según el mandatario, con las reformas hechas durante el gobierno del ex presidente por el Partido Revolucionario Institucional, Salinas de Gortari.

Acerca de la exigencia de renuncia de Manuel Bartlet, el presidente dio a entender que las personas inconformes con las decisiones del titular de la CFE en realidad están en conflicto con decisiones tomadas desde el Poder Ejecutivo, y no por la cabeza de la Comisión Federal de Electricidad. “No es con Manuel Bartlet, es con el presidente”, aseguró Andrés Manuel López Obrador.

Entre sus reclamos, el presidente acusó a periódicos como el Reforma y El País de estar patrocinados por empresas extranjeras que poseen concesiones para la venta de energía eléctrica a la CFE. “Estas empresas extranjeras y las nacionales tienen voceros en México y en el extranjero. Por ejemplo, el periódico El País de España es un defensor de la privatización de la industria eléctrica, porque estas empresas tienen también acciones, seguramente, en este periódico”, fueron las palabras del mandatario en contra del diario español.

Acerca del periódico mexicano, Reforma, el presidente lo acusó de ser aquel que “representa a ese sector privado, nacional o extranjero”. De esta forma se explica el presidente que, luego del apagón del lunes pasado, “hacen un escándalo, y suponen que ya es la debacle de la CFE. Cosa que ellos quisieran, que ansían, para que se entregue el sector a los particulares”.

López Obrador incluso habló del manejo actual en el país de los servicios de internet: “¿Cuánto tiempo manejando los particulares el sistema de comunicación? y el 80% del territorio nacional no tiene internet ¿por qué?”. El mandatario se explica esto señalando que los intereses de las empresas que proveen de internet a la población mexicana no están orientados al desarrollo del país, sino en la búsqueda del mercado. “Donde vive la gente pobre, en la sierra, en los valles, en los desiertos, en los lugares apartados, ahí no hay señal ¿por qué? Porque no es negocio”, explicó el presidente.

Con el propósito de proveer de internet a la población, el gobierno anunció el año pasado la creación del programa Internet Para Todos, el cual quedó a cargo de la CFE en vez de la Secretaría de Telecomunicaciones y Transporte.

Esta propuesta ha sido promovida desde el año 2011 por varias organizaciones no gubernamentales que exigían al Estado el cumplimeinto de su obligación constitucional de garantizar el derecho de acceder a un internet libre y gratuito. Estas iniciativas, desde un principio, planteaban dar uso a la red de fibra óptica de la CFE para llevar internet público a regiones del país que antes no contaban con estos servicios o a personas que no podrían acceder al mismo de no ser garantizado por una entidad pública.

 

Previous “Es una inmoralidad”: AMLO condenó a la familia que se vacunó contra COVID-19 por sus influencias en Edomex
Next AMLO presumió su segundo lugar de popularidad mundial entre gobernantes