Israel ya vacunó a más de un millón de personas contra el coronavirus y lidera la clasificación mundial por habitante


Más de un millón de personas han sido ya vacunadas contra el coronavirus en Israel, que cuenta en total con 9 millones de habitantes, por lo que lidera así la clasificación por porcentaje de población vacunada, un 11,55 por ciento. Por detrás, a mucha distancia, están Bahréin, con un 3,49 por ciento de población vacunada, y Reino Unido, que llega al 1,47 por ciento, según los datos recopilados por el portal Our World in Data, vinculado a la Universidad de Oxford.

Israel comenzó la campaña de vacunación el 19 de diciembre y se administra el fármaco a unas 150.000 personas al día, con prioridad para los mayores de 60 años, el personal sanitario y población de riesgo. Utiliza la vacuna de Pfizer y BioNTech.

Estos datos se refieren a las personas que han recibido la primera dosis de la vacuna. La gran mayoría de las vacunas autorizadas requieren de dos dosis administradas con al menos una semana de diferencia.

En comparación, llama la atención la estadística de Francia, que solo había vacunado a 138 personas hasta el 30 de diciembre, mientras que Estados Unidos son 2,78 millones, una cifra en cualquier caso lejana al objetivo declarado de vacunar a 20 millones de personas antes de que terminara el año. La baja tasa en Francia y otros países podría deberse a las reticencias de la población, ya que según una encuesta de Ipsos Global en 15 países, en Francia solo el 40 por ciento de la población estaba dispuesta a vacunarse. En China es el 80 por ciento, el 77 por ciento en Reino Unido y el 69 por ciento en Estados Unidos.

En Israel y según los cálculos del primer ministro Netanyahu, la campaña de vacunación permitiría a Israel levantar las restricciones desde principios de marzo, pocas semanas antes de que se celebren unas nuevas elecciones generales en este país.

Días atrás, el científico israelí Eran Segal del Instituto Weizmann, experto en microbioma, genética, nutrición y aprendizaje automático se refirió a este acelerado proceso de vacunación, y su impacto en conjunto con otras medidas que asegurarían el éxito en mitigar el avance del COVID-19. Según el investigador, “se llegó a una tercera ola y un tercer cierre porque nunca finalizó la segunda ola y aún arrastran la carga de errores: números que aún eran altos cuando se determinó salir del segundo bloqueo o cierre”.

Segal compartió con sus seguidores un hilo en Twitter que rápidamente se hizo viral, en dónde analizó: “Recta final del COVID-19 en Israel: cierre + una rápida campaña de vacunación. Somos el primer país en entrar en un tercer confinamiento pero también es el segundo en vacunar habitantes per cápita (N. de la R: Israel superó a Baréin en las últimas horas y es ahora la nación que más vacunó). Esta estrategia puede que ponga punto final a las muertes por COVID-19 para marzo de 2021″, vaticinó.

Para Segal, una preocupación actual en Israel es el rápido aumento reciente de contagios en la población ortodoxa, alcanzando un R – factor de reproducción, es decir el potencial de propagación que tiene un virus- sin precedentes de 1,89, lo que significa que se duplican los casos cada 4 días. “Nunca vimos un aumento tan rápido en cifras de referencia elevadas. La razón no está clara y una opción que debe examinarse es la variante del Reino Unido”, alertó, en relación a la nueva cepa del SARS-CoV-2.

“Nuestro sistema de salud centralizado permite una rápida vacunación: el 3,23% de la población se ha vacunado y a partir del 27/12 será del 1,1% por día. Esto puede resultar dramático. Israel tiene 4 millones de personas mayores de 60 años, por lo que con más de 100 mil vacunas por día, toda esta población se pueden vacunar en alrededor de 14 días. Dado que representan el 92% de las muertes y el 74% de los enfermos críticos, esto puede reducir las muertes en 10 veces y las enfermedades críticas en 4 veces”, explicó Eran, demostrando su argumento más fuerte.

De acuerdo al modelado epidemiológico que compartió el científico, partieron de la base de 100 mil personas vacunadas por día desde este domingo 27 de diciembre, comenzando por los mayores de 60 años, con vacunas efectivas 14 días después de la primera dosis, al 95% para los síntomas y al 65% para la infectividad y en el escenario posible si sólo el 80% de las personas aceptarán recibir la vacuna.

“Suponiendo un tercer confinamiento efectivo como el segundo en términos de R -índice de contagiosidad-, alcanzamos un pico a mediados de enero de 6000 casos diarios, 900 en estado crítico y 1100 muertes adicionales hasta marzo; pero para marzo, debería haber muy pocos pacientes críticamente enfermos y no habrá más aumento de la mortalidad después de eso”, continuó Eran Segal.

“También modelamos continuar sin un tercer confinamiento. Las vacunas a nuestro ritmo son tan efectivas, que con las estimaciones realistas actuales podríamos arreglárnoslas sin un bloqueo, aunque con más muertes en comparación de escenarios con diferentes valores″, precisó el científico, que cree que es posible evitar un tercer confinamiento estricto pero que los resultados favorables en cuanto a la baja de los muertos por el nuevo coronavirus se verían mucho más adelante, lo que implicaría mas fallecidos.

“En pocas palabras: la combinación de un confinamiento y una tasa de vacunación diaria del 1,1% de la población puede poner fin a la mayoría de las muertes por COVID-19 en Israel en marzo”, enfatizó.

 

Previous Oficial: Mauricio Pochettino es el nuevo DT del Paris Saint Germain
Next Convulsiones y parálisis por encefalomielitis: las reacciones alérgicas de una doctora de Coahuila tras vacunarse contra el COVID-19