Estados Unidos ‘profundamente decepcionado’ porque México cerró investigación sobre exministro de Defensa

El Departamento de Justicia de Estados Unidos (DOJ) dijo que está «profundamente decepcionado» por la decisión de México de cerrar la investigación del exministro de Defensa Salvador Cienfuegos, luego de que el fiscal general mexicano decidiera no presentar cargos.

La decisión, que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, respaldó públicamente el viernes, y un documento que el gobierno de México dejó de evidencia de Estados Unidos contra Cienfuegos, amenaza con tensar los lazos estratégicos de seguridad entre Estados Unidos y México.

El viernes, siguiendo las instrucciones de López Obrador, el Ministerio de Relaciones Exteriores publicó un documento de 751 páginas que muestra la evidencia de Estados Unidos, incluidos registros detallados de supuestas comunicaciones de Blackberry.

Un portavoz del Departamento de Justicia el viernes por la noche calificó la decisión de publicar información compartida con México de manera confidencial como profundamente decepcionante.

“Publicar tal información viola el Tratado de Asistencia Legal Mutua entre México y Estados Unidos, y cuestiona si Estados Unidos puede continuar compartiendo información para apoyar las propias investigaciones criminales de México”, dijo el DOJ.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de México se negó a comentar sobre la declaración del Departamento de Justicia.

Los analistas creen que otras investigaciones y casos judiciales en los que México necesita la colaboración de Estados Unidos podrían estar en riesgo.

“Ahora han creado una fuente importante de fricción con Estados Unidos, y eso realmente podría obstaculizar no solo esta investigación, sino otras investigaciones en las que el presidente (López Obrador) está realmente interesado”, dijo el analista de seguridad Alejandro Hope.

Cienfuegos, quien fue ministro de 2012 a 2018 durante el gobierno del expresidente Enrique Peña Nieto, fue arrestado en octubre en el aeropuerto de Los Ángeles por cargos de trabajar con un poderoso cartel de la droga.

Los fiscales estadounidenses luego abandonaron el caso y lo devolvieron a México para ser procesado, y la administración de López Obrador prometió una investigación exhaustiva del caso.

Pero el jueves, menos de dos meses después del regreso de Cienfuegos de Estados Unidos, la procuraduría general de México concluyó que no tenía contacto con miembros de la organización criminal y dijo que no presentará cargos penales.

 

Botón volver arriba