Endurecerán medidas del alcoholímetro en la CDMX


Los vehículos que se detecte que tienen 5 o más infracciones sin solventar serán enviados automáticamente al corralón y no saldrán hasta que los dueños paguen.

El Gobierno de la Ciudad de México realizará modificaciones al Reglamento de tránsito, Ley de Movilidad y Código Penal con la intención de prevenir y sancionar con más dureza a los conductores que provoquen incidentes viales en donde mueran o queden lesionadas personas como peatones o ciclistas.
El Reglamento de Tránsito tiene modificaciones que entrarán en vigor en los siguientes días, afirmó el titular de la Secretaría de Movilidad (Semovi), Andrés Lajous, en videoconferencia conjunta con representantes de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) y de la Fiscalía General de Justicia (FGJ).
Las modificaciones al Reglamento de Tránsito se aplicarán en lo referente al programa Conduce sin Alcohol o alcoholímetro, para automóviles foráneos infractores y conductores reincidentes.
Las modificaciones al Reglamento de Tránsito contemplan que cuando un conductor sea detectado con niveles de alcohol en la sangre en el alcoholímetro se elimina la posibilidad de que acompañantes retiren el vehículo y siempre será enviado al corralón.
Los vehículos foráneos remitidos al corralón no serán liberados hasta que los conductores paguen todas sus sanciones pendientes, ya sean económicas o de arresto.
Los vehículos que se detecte que tienen cinco o más infracciones sin solventar serán enviados automáticamente al corralón y no saldrán hasta que los dueños solventen sus infracciones.
Además, se informó que el Gobierno capitalino ya tiene el texto de modificación a la Ley de Movilidad para enviarlo al Congreso de la Ciudad de México, contempla exigir a los conductores de transporte público contar con una póliza de seguro que cumpla los requisitos de la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas, con la intención de evitar que los transportistas contraten empresas mutualistas que en muchas ocasiones son más baratas, pero no garantizan el resarcimiento de los daños a las víctimas.
Por su parte, la fiscalía analiza modificaciones al Código Penal para buscar más agravantes y sanciones económicas en los casos de incidentes viales con víctimas por exceso de velocidad o alcohol en la sangre.
La intención es que las muertes viales no sean calificadas sólo como homicidios culposos, sino con agravantes que aumenten los castigos.
Las medidas tomadas por el Gobierno capitalino para aumentar la seguridad vial también incluyen operativos carrusel con patrullas para evitar el exceso de velocidad en 27 vialidades, la colocación de 700 dispositivos de control de velocidad en vialidades de acceso controlado, ejes viales y vías primarias, así como el fortalecimiento de operativos de revisión de condiciones físico-mecánicas y documentales del transporte público.
El Gobierno creó una Comisión de Seguimiento Interinstitucional con representación de la fiscalía, la SSC, la Semovi y el C5 que se ocupe de que los casos de muertes y lesiones por incidentes viales con la intención de que no queden impunes y las víctimas sean resarcidas.
Las medidas se toman luego de las constantes manifestaciones de ciclistas que exigen mayor seguridad vial ante el incremento de muertes viales.

Previous Sesiona Consejo de Premiación de la Presea Estado de México 2020
Next GCDMX denuncia tres constructoras para que paguen daños del 19S