No todos los aliados de Morena dan su aval a la contrarreforma eléctrica de AMLO

La iniciativa preferente del presidente Andrés Manuel López Obrador respecto a la industria eléctrica se encamina al último tramo del camino legislativo: se prevé que se vote el próximo martes en la Cámara de Diputados, para pasarla al Senado.

La Ley a la Industria Eléctrica es una de las prioridades del grupo parlamentario de Morena, cuyo coordinador Ignacio Mier Velazco busca la anuencia de sus aliados PT, PVEM y PES, toda vez que los partidos de oposición ya se manifestaron en contra.

Si bien legisladores del PT, como Gerardo Fernández Noroña, han señalado que no le moverán “ni una coma”, en el PVEM hay comentarios en contra de esta iniciativa que –de acuerdo a sus promotores– busca fortalecer a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y la soberanía energética de México.

Arturo Escobar, coordinador del PVEM en San Lázaro, afirmó que están a favor de ello, pero bajo las nuevas tecnologías que hoy el mundo entero, incluyendo los países productores de petróleo y gas, está encaminando.

“Es inadmisible pensar que la CFE debería competir por encima, por arriba o por delante de energías limpias, cuando sus energías emanen de energías fósiles, esa sería la postura de mi grupo parlamentario”, afirmó la semana pasada.

Pese al rechazo de expertos, organizaciones civiles y empresariales, de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) y del PVEM, que cuenta con solo 11 diputados, Morena tendría los votos suficientes para aprobar la Ley enviada por el presidente, pues por sí mismo tiene 256 legisladores en tanto que el PT, 46, y el PES, 21. Para avalarla se requiere la mitad más uno.

La iniciativa presentada en la primera sesión ordinaria del último periodo de la 64 Legislatura, tiene que aprobarse en las Comisiones de Energía, así como en las de Presupuesto y Economía, solo para opinión.

En la de Presupuesto, presidida por Erasmo González Robledo (Morena), la iniciativa fue avalada con 31 votos a favor, incluso antes de que la propuesta se analizara en un proceso de Parlamento Abierto, en el que el PES se abstuvo de participar.

En tanto que se prevé que en la de Economía, Comercio y Competitividad, también reciba opinión favorable, ya que Morena y sus aliados superan la mitad más uno de los 32 diputados que la integran. Morena cuenta con 17; el PT, con 3 lugares, y PES con uno.

El presidente de esta Comisión, Fernando Galindo Favela (PRI), señaló la semana pasada que la propuesta “va en el sentido contrario” a los mensajes de inversión que se tienen que enviar, a la Carta Magna y a las resoluciones de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

El visto bueno final, antes de pasar al pleno, lo tiene la Comisión de Energía, donde 19 de los 40 integrantes son de Morena, incluyendo al presidente Manuel Rodríguez González. Con los legisladores aliados: 3 del PT, y 2 del PES, alcanzaría mayoría.

Por su parte, los integrantes de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) de la Cámara de Diputados, presidida por Ignacio Mier Velazco (Morena), acordaron que el dictamen sea discutido en el pleno el próximo martes 23 de febrero.

Debido a que al ser una propuesta con carácter de preferente por el presidente Andrés Manuel López Obrador, se tiene un plazo de 30 días para analizarla, votarla y turnarla al Senado de la República. Restan 15 días en el reloj, debido a que se le dio entrada el 3 de febrero en la Cámara baja.

Botón volver arriba