Trump se pone rudo en el G7 y amenaza no tener más comercio


La canciller alemana, Angela Merkel, calificó de “deprimente” el retiro del apoyo del presidente al comunicado de la cumbre del G7.

El Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, realizó una advertencia sobre el comercio con el extranjero durante la Cumbre del G7 en Canadá, al sugerir a sus socios comerciales no tomar represalias contra los aranceles estadounidenses a las importaciones de acero y aluminio o dejaría de comerciar con ellos.
“Si toman represalias, están cometiendo un error. […] Se detendrán o dejaremos de comerciar con ellos. Y esa es una respuesta muy rentable si tenemos que hacerlo. Somos como la alcancía que todos roban y eso terminará”, declaró Trump ante la prensa.
El Mandatario declaró que durante la reunión presionó por prácticas comerciales “justas y recíprocas” con Estados Unidos e instó a sus contrapartes extranjeras a eliminar todos los aranceles, barreras comerciales y subsidios.
La canciller alemana, Angela Merkel, calificó de “deprimente” la forma como el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, retiró su apoyo al comunicado de la cumbre del G7.
“Habíamos estado hablando seriamente de temas claves, habíamos llegado a un acuerdo y luego la forma como el presidente retiró su apoyo, a través de un tuit, fue como una ducha fría e incluso deprimente”, dijo Merkel en la Primera Cadena de la Televisión Alemana (ARD).
Merkel reiteró que Europa tiene que tomar su destino en sus manos, en ocasiones junto con Japón y Canadá, ante un presidente de Estados Unidos que tiene una agenda clara.
En la disputa comercial con Estados Unidos, Merkel llamó a los europeos a permanecer unidos y seguir haciendo esfuerzos por evitar una escalada.
La canciller alemana, Angela Merkel, compartió una fotografía en redes sociales oficiales del gobierno de Alemania acompañada de la frase “Segundo día de la Cumbre del G7 en Canadá: reunión espontánea entre dos sesiones de trabajo”, haciendo clara referencia a las conversaciones entre líderes de la cumbre del G-7, realizada el viernes y sábado en la ciudad de Quebec, Canadá.
En la imagen, que le dio la vuelta al mundo, se ve a los líderes de pie, menos Donald Trump, que se encuentra sentado, de brazos cruzados frente a la canciller alemana, que a su vez está inclinada en dirección al presidente estadunidense, tratando de convencer al mandatario estadounidense.

Previous 139 muertos en Nicaragua por revueltas
Next NO ESTÁ EN RIESGO LA ELECCIÓN PESE A ASESINATOS: ROBERTO CAMPA