ABOGADOS EXIGEN FRENO A INTIMIDACIONES DEL PRESIDENTE LÓPEZ OBRADOR


Law concept with gavel and scale in background. Composition in court library

Se defienden ante la acusación de “traición a la patria” por defender empresas eléctricas.

“El acceso a la justicia es un componente básico para el Estado de derecho”, dice el Consejo General de la Abogacía Mexicana.

Los abogados de México han respondido a la hostilidad presidencial reivindicando su profesión, ante la serie de descalificaciones que Andrés Manuel López Obrador ha hecho de su trabajo.
Hay que recordar que el presidente los ha descalificado en distintos momentos de su gestión: primero amenazó con exhibir a los despachos que estaban detrás de los amparos contra la edificación del aeropuerto de Santa Lucía. Después advirtió que despachos legales domésticos y foráneos recibirían sanciones fiscales.
Ahora, López Obrador deja en claro que los abogados que representen a empresas extranjeras, especialmente las que tengan entre sus clientes firmas que se vean afectadas por la reforma eléctrica que hoy se aprobó en San Lázaro, serán considerados por su gobierno como “traidores a la patria”.
Ante ello, Barras y organizaciones de abogados han respondido reivindicando su profesión, que, reiteran, “asume el encargo del ejercicio del derecho de defensa de los gobernados”.
Al respecto, el Consejo General de la Abogacía Mexicana (CGAM) emitió este martes un comunicado para rechazar las “intimidaciones” y “persecuciones”, y dijeron que la obligación del presidente de México es garantizar el ejercicio de la profesión sin “acoso” semejante, pues “el acceso a la justicia es un componente básico para el Estado de derecho”.
También a nivel individual le han respondido abogados que se sintieron ofendidos por el pronunciamiento presidencial. “No nos ofenda –le dijo, por ejemplo, la abogada Claudia Erika Ureña, desde su cuenta de Twitter–, que puede que necesite uno. Discúlpese.”
Después de los periodistas, el gremio de los abogados ha sido el más atacado por López Obrador a lo largo de su gestión, aunque también han sido insultados por el presidente los empresarios, científicos, ingenieros, y hasta médicos, de quienes dijo que eran “mercantilistas de la salud”.
Durante su conferencia mañanera del día lunes López Obrador denostó a los abogados cuyos despachos representan a empresas extranjeras, al señalar: “son una vergüenza que abogados mexicanos estén de empleados de empresas extranjeras que quieren seguir saqueando a México. Claro que son libres pues, pero ojalá y vayan internalizando que eso es traición a la patria”.
En respuesta a uno de los temas que le ponen preguntadores afines a su gobierno, López Obrador habló de supuestos “despachos que antes eran famosísimos en la defensa de delincuentes de cuello blanco” y apuntó que había “penalistas de fama mundial (que) decían que no tenían a ninguno de sus clientes en la cárcel, así se anunciaban, porque todo era tráfico de influencia; pero ahora es otro tiempo”.
A propósito del tema, López Obrador presumió cómo intimidó a un inversionista: “Un dueño de una gran empresa extranjera, hace poco les comentaba yo que me dijo: ‘Es que nuestros abogados me dicen que estamos fuertes. Pues no, no estás fuerte y va a presentarse una demanda penal, y te estoy corriendo la cortesía, mejor entérate bien, que no te engañen tus abogados, porque ellos cobran y cobran por hora y en dólares’”.
Incluso, el presidente sostuvo que las empresas extranjeras destinan “dinero para medios y dinero para los abogados, los despachos; despachos y medios”.
El CGAM rechazó que el ejercicio de su profesión convierta a los abogados en traidores y mediante comunicado el organismo señala que “la representación legal de los particulares para combatir la reforma energética de ninguna manera puede implicar la realización de actos contra la independencia, soberanía o integridad de la nación de mexicana”.
EL CGAM, que agrupa a la Barra Mexicana – Colegio de Abogados y al Colegio de Abogados de la Asociación Nacional de Abogados de Empresa -, consideró que “los señalamientos relativos a una supuesta traición a la patria por ejercer el derecho a la defensa son un ataque a toda la profesión y una afirmación jurídicamente incorrecta, ya que dicho delito no se configura en los casos señalados”.
La agrupación también llamó al presidente a cumplir con el Estado de Derecho, porque cuestionarlos, según expusieron en el documento, “por representar legalmente a las empresas extranjeras, es contrario a la obligación del gobierno de México de garantizar que los abogados puedan desempeñar todas sus funciones profesionales sin intimidaciones, obstáculos, acosos o interferencias indebidas; así como garantizar que no sufran ni estén expuestos a persecuciones o sanciones administrativas, económicas o de otra índole”.
También hicieron un llamado al gobierno mexicano a garantizar que “los abogados no sean identificados con sus clientes ni con las causas de estos, con motivo de sus funciones”.
Plantean que “en las democracias modernas, el acceso a la justicia es un componente básico para el estado de derecho, y la abogacía constituye una pieza fundamental para ese propósito”.
Destacan: “Nuestra profesión asume el encargo del ejercicio del derecho de defensa de los gobernados, mismo que está garantizado constitucionalmente sin distinción alguna para personas físicas, morales, nacionales o extranjeras”.
Al respecto el Consejo Nacional de Litigio Estratégico manifestó su posición a través de Twitter, y subrayó: “En un estado de derecho todos tienen el derecho a la representación legal” y planteó: “Lamentamos las descalificaciones del presidente López Obrador en contra de los abogados que en cumplimiento de su deber profesional defiendan a las empresas por la eventual contrarreforma eléctrica”.
La abogada Carla Erika Ureña, por su parte, comentó en su cuenta de Twitter: “Los abogados no cometemos traición a la patria por brindar asesoría jurídica a quien la requiera y solicite, López Obrador. Por el contrario, actuamos con ética y en congruencia con el derecho humano a la debida defensa”.
El abogado Miguel Carbonell posteó: “Ningún abogado, por defender a quien requiera sus servicios, comete traición a la patria. Le sugiero que se informe mejor antes que faltarle al respeto a los profesionales del derecho, señor presidente”.
En 2019, el presidente amenazó a abogados con exhibir los despachos que habían gestionado amparos en contra del aeropuerto de Santa Lucía: Hizo lo mismo en el caso del Tren Maya; pero no ha sido lo único, ya que que octubre pasado se confrontó con el Colegio de Abogados de América por ese mismo tema que respondió con una misiva al mandatario mexicano, en la que denunció amenazas y presiones de la Pocuraduría Fiscal de la Federación para forzar acuerdos con empresas y personas físicas en materia de impuestos.
Dicha organización manifestó a López Obrador: “ABA se opone firmemente a cualquier acción de los gobiernos que restrinja el derecho de las personas a buscar asesoría legal, un juicio o proceso justo”.

Previous Edomex se suma al Acuerdo Nacional por la democracia
Next UAEM ha brindado atención psicológica mediante 700 llamadas