Corte de Japón ve inconstitucional el veto a uniones gays

Un tribunal de Japón sentenció el miércoles que el matrimonio entre personas del mismo sexo debería estar autorizado bajo la constitución, una victoria moral que no tiene consecuencias legales inmediatas, pero podría impulsar las campañas por la legalización.

La Corte de Distrito de Sapporo señaló que la sexualidad, como la raza y el género, no es una cuestión de preferencia individual, por lo tanto, no se puede justificar la prohibición de que las parejas homosexuales reciban beneficios que sí tienen las heterosexuales.

“Los beneficios legales que derivan del matrimonio deberían beneficiar por igual tanto a homosexuales como a heterosexuales”, dijo el tribunal, de acuerdo con una copia del resumen del fallo.

La jueza Tomoko Takebe dijo en la sentencia que el no permitir los matrimonios entre personas del mismo sexo viola el Artículo 14 de la constitución, que prohíbe la discriminación “por motivos de raza, credo, sexo, estatus social u origen familiar”.

Aunque la corte desestimó el reclamó de los demandantes a ser compensados por el gobierno, el precedente es una importante victoria para los homosexuales y podría afectar a denuncias similares pendientes de resolución en todo el país.

Según la ley japonesa, el matrimonio debe basarse en “el consentimiento mutuo de ambos sexos”, algo que se interpreta como permitir únicamente las uniones entre un hombre y una mujer.

Aunque la conciencia y el apoyo a la comunidad LGBTQ va en aumento en Japón, la discriminación persiste. Los homosexuales no pueden heredar casas, propiedades u otros bienes de sus parejas, ni tener la patria potestad de los hijos. Muchas municipalidades han promulgado ordenanzas de “asociación” para que puedan alquilar departamentos más fácilmente, pero no son legalmente vinculantes.

En una sociedad donde la presión por ajustarse a la norma es muy grande, muchos esconden su sexualidad por temor a los prejuicios en su casa, en la escuela o en el trabajo. Las personas transexuales también tienen dificultades en una sociedad donde la identidad de género es muy específica.

El movimiento por la igualdad de derechos de la comunidad LGBTQ se ha estancado porque quienes no se conforman han sido en su mayoría marginalizados.

En el país hay otras cuatro demandas similares a la de Sapporo pendientes en Tokio, Osaka, Nagoya y Fukuoka.

El secretario en jefe del gabinete, Katsunobu Kato, dijo a los periodistas que el gobierno no estaba de acuerdo con la decisión del miércoles. Indicó que el gobierno busca lograr una sociedad más tolerante con la diversidad, pero no dijo cómo respondería al fallo, salvo que vigilará los casos judiciales pendientes.

Fuera de la corte, abogados de los demandantes y sus partidarios ondeaban banderas de arcoíris y una pancarta que decía “un gran primer paso hacia la igualdad”.

 

Botón volver arriba