Feria de goles en el Nemesio Diez


Toluca y Puebla se enfrascaron en una batalla campal que estuvo llena de goles y que terminó igualada 4-4, en la cancha del estadio Nemesio Diez. Los locales no pudieron mantener la ventaja que tuvieron en cuatro ocasiones y un hombre de más, por la expulsión de Emanuel Gularte y dos distracciones evitaron que se quedarán con los tres puntos.
Al minuto 32 los Diablos Rojos, a balón parado por una falta sobre Alexis Canelo, cobró Diego Rigonato a la ubicación de Michael Estrada y el ecuatoriano venció al portero Silva con cabezazo.
Apenas al arranque del complemento, el árbitro Luis Enrique Santander, auxiliado por el VAR, decretó una pena máxima y expulsión por una falta a Emanuel Gularte sobre Jorge Torres Nilo. Alexis Canelo, el goleador del torneo se perfiló desde los once metros y con cañonazo venció a Silva. 2-0 del Toluca sobre la Franja.
Torres Nilo de víctima se convirtió en villano. Al minuto 56, el defensa choricero le abrió la puerta a los camoteros para meterse al partido. Santander no dudó en marcar el penal del ex de Tigres y Santiago Ormeño no desaprovechó cobrando con gran técnica.
Cuatro minutos le bastaron a Puebla para cambiarle el guión al partido. Omar Fernández gestó jugada por la banda, se quitó la marca pegajosa de Baeza y mandó centro pasado a segundo poste donde Juan Segovia remató de cabeza y dejó sin oportunidad a Alfredo Saldívar. La franja resucitó con el 2-2.
Con Rubens Sambueza como recambio, Hernán Cristante trató de retomar el control del partido y sacarle provecho al hombre de más que tenía en cuadro escarlata. Joao Plata, Gastón Sauro y Raúl López completaron las modificaciones por el conjunto local.
Plata, Estrada y Triverio estuvieron a nada de sorprender a Silva, aunque el peligro parecía haber muerto en un tiro de esquina. En el cobro Rubens Sambueza mandó el balón a segundo poste, Antonio Ríos la rescató, sirvió retrasado a Diego Rigonato y el ahora lateral izquierdo se mandó un auténtico gol de bandera. El brasileño puso el esférico en el ángulo superior izquierdo y le devolvió la calma al Toluca con el 3-2.
En el último suspiro, Daniel Aguilar sorprendió a toda la defensa roja. A centro desde la banda, el jugador poblano solo en el corazón del área, igualó los cartones 3-3 que dejó helado a Hernán Cristante.
Apenas se estaba apagando el festejo camotero y Michael Estrada convirtió su segundo tanto del torneo y el 4-3 del Toluca. El ecuatoriano techó a todos y de cabeza desvió un centro que había enviado Rubens Sambueza.
Cuando se cantaba el triunfo del Diablo, Daniel Álvarez volvió a silenciar al Infierno. “Fideo” coronó la feria de goles en la cancha del estadio Nemesio diez con lo que le tiró por completo la fiesta al conjunto del Estado de México. En una pelota larguísima el poblano apenas la raspó y dejó parado al “Pollo” Saldivar en el 4-4 de alarido.

Previous Con doblete de Leo Messi, Barça goleó por 6-1 a la Real Sociedad
Next Suspenden COPRISEM e Inveamex bar por operar sin estar permitido por la pandemia por Covid-19