El Instituto Mexicano para la Competitividad detecta 112 contratos de Salud en opacidad


Durante la epidemia de COVID-19, la Secretaría de Salud registró 170 proceso de compra por 3,423 millones de pesos, de los cuales 66% –112 contratos– está en “total opacidad” debido a que no hay documentación que respalde las adquisiciones.

Este es uno de los hallazgos del estudio «Un año de compras de emergencia, seis propuestas para mejorar» del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), en el que señala que las compras que se han hecho durante la epidemia han sido “opacas, tardías y otras irregularidades”.

Respecto a las compras correspondientes a Salud, el IMCO hizo una solicitud de información para requerir los contratos, dictámenes, excepción y documentos anexos sobre esos procesos de compra, a lo que la dependencia respondió que no fue posible localizar evidencia documental que coincidiera con la petición, por lo que se declaró inexistencia de la información.

“Es decir, a pesar de que existen registros de los procesos de compra en las bases de datos de Compranet, la Secretaría de Salud negó la existencia de las compras. Estas equivalen al 92% del monto registrado en Compranet con referencia clara a COVID-19”, señala el documento.

Por su parte, Fernanda Avendaño, investigadora del IMCO, explicó que se desconoce en qué se gastaron 3,000 mdp de los 112 contratos reportados como sin información, pues aunque la SSa tiene el dato del proveedor, en el campo de hipervínculo para ver el contrato, está vacío.

Para la investigadora, el caso es un ejemplo de las fallas que ha habido en las compras durante la pandemia, por lo que urgió a que se tenga un Identificador de compras de emergencia.

Las compras durante COVID-19

Del primero de enero al 28 de febrero de 2021, fueron registrados un total de 158,392 contratos celebrados por el gobierno federal por 532,00 mdp. De los cuales, 66,059, el 41%, corresponden a las instituciones facultadas para hacer compras de emergencia, por un monto acumulado de 207 mil 935 millones de pesos (39% del total).

Las seis dependencias facultadas para hacer estas compras son las que están en el frente de atención a la pandemia:

  • Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS)
  • Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi)
  • Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE)
  • Secretaría de Marina (Semar)
  • Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena)
  • Secretaría de Salud (Ssa)

No obstante, ante la falta de un identificador de compras destinadas a la atención de la pandemia, no es posible asegurar que todas las compras se hicieron bajo una justificación de emergencia.

Por lo que IMCO hizo una búsqueda en la plataforma Compranet sobre aquellas adquisiciones referentes a la atención de la epidemia y detectó que la Administración Pública Federal (APF) realizó 4,084 compras con referencia a COVID-19, por un monto de 16,756 millones de pesos. De éstas, el 83%, es decir, 3,423 compras corresponden a las seis dependencias facultadas, un monto total de 16,423 millones de pesos de enero 2020 a febrero de 2021. Entre los que encontraron algunas irregularidades.

Hallazgos e irregularidades

  • Compras tardías. Aun cuando se empezó a difundir información de la epidemia desde diciembre, el primer contrato que se identificó para la atención a la pandemia tiene fecha del 4 de marzo, días después de que se registró el primer contagio, en tanto que el primer contrato de IMSS está registrado el 21 de marzo y el de la Secretaría de Salud, el 24 de marzo.
  • Casi 1 de cada 2 compras (45%) para atender la emergencia fueron publicadas entre uno y 327 días después de la fecha de inicio del contrato, en el caso de un contrato de Sedena, que se publico en febrero de 2021 cuando comenzó en marzo de 2020.
  • El 47% de los contratos por el gobierno federal fueron otorgados a proveedores que no se localizan en el Registro Único de Proveedores y Contratistas (RUPC).
  • Sobreprecios en las compras. De acuerdo con el IMCO, por ejemplo, la Sedena pagó 2.3 veces más por el mismo medicamento en contratos con un mes de diferencia.
  • Además se encontró que se compró a empresas que no son precisamente relacionadas en salud; por ejemplo, la Sedena compró medicamentos para atender la pandemia a una empresa dedicada a la venta de muebles.

Pablo Montes, coordinador de Anticorrupción, señaló que en la revisión que hicieron se encuentran empresas de salud y textiles, lo cual es entendible, pero hay otras que “no son normales”, por ejemplo empresas de muebles, comercializadores, empresas de seguridad o que no tienen objeto social definido, pero que han hecho reparaciones a Semar y Sedena.

Detalló que por encontraron una empresa que había vendido instrumentos musicales en Chihuahua, y ahora medicamentos.

Al respecto, el IMCO señala que es necesario un protocolo de ejecución, seguimiento y control de compras de emergencia, para lo que propone:

  • Planeación de compras y capacidad de respuesta ante tiempos de emergencia.
  • Identificador de compras de emergencia.
  • Publicación oportuna y completa de los contratos.
  • Contratos marco que permitan al gobierno coordinar las compras entre dependencias, establecer precios de referencia y elegir proveedores con capacidad de cumplimiento.
  • Registro útil y confiable de proveedores de gobierno.
  • Capacitación, coordinación y experiencia entre las dependencias de gobierno para realizar compras públicas.

A su vez, México Evalúa hizo también un llamado este lunes –a un año de la pandemia de COVID-19 en el país– para que transparentar el gasto en salud.

A través de la plataforma #YoMeSumo, la organización busca que la ciudadanía conozca con precisión cuántos recursos del sector salud se han utilizado para combatir la pandemia, pues señala que hasta la fecha ni los documentos del Presupuesto de Egresos de la Federación ni sus informes de ejecución permiten identificar el monto de recursos invertidos para este fin.

“Tal opacidad facilita que la pandemia se siga utilizando como un pretexto político para justificar cambios delicados o cuestionables en las políticas públicas y/o en el presupuesto”, advirtió en un comunicado.

Recomendaciones en compras

Los investigadores del IMCO alertaron que estas situaciones han sucedido en todas las compras, desde antes de la pandemia, pero la situación de emergencia lo ha evidenciado más.

Previous AMLO dará otro informe sobre su gobierno a cinco días del arranque de campañas
Next Hallan a mujer en canal de aguas negras en Xonacatlán