Cae jefe de sicarios y reclutador del CJNG

El gobierno federal detuvo a Juan Francisco Aguilar Santana, “Juan Pistolas”, quien es considerado jefe de un grupo de sicarios al servicio del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), que recluta a hombres para adiestrarlos en campos acondicionados para el manejo de armas y tácticas operativas, con la finalidad de mantener controlada las zonas de Guadalajara y Tlajomulco de Zúñiga, Jalisco.
De acuerdo con Omar Hamid García Harfuch, director de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), de la Procuraduría General de la República (PGR), se sabe que probablemente coordina la distribución de droga en su zona de operación y el traslado de armamento mediante vehículos con compartimientos ocultos.
El Director en Jefe de la Agencia de Investigación Criminal, licenciado Omar Hamid García Harfuch, dio a conocer acciones sobre detenciones realizadas en el estado de Jalisco.
La Agencia de Investigación Criminal de la Procuraduría General de la República informa lo siguiente:
En el presente mes de junio, la Secretaría de la Marina Armada de México y la Procuraduría General de la República, a través de la Agencia de Investigación Criminal y la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delitos Federales, detuvieron a dos personas, probables integrantes de un grupo delictivo con presencia en el estado de Jalisco, con lo cual se dio un contundente golpe a la estructura de una organización criminal en la distribución de estupefacientes, armamento y logística.
Como resultado del trabajo de investigación e inteligencia de las instituciones que conforman el Gabinete de Seguridad del Gobierno de la República, el pasado 09 de junio, personal de la Agencia de Investigación.
En un primer domicilio localizado en el fraccionamiento Hacienda Santa Cruz, Municipio de Tlajomulco de Zúñiga, fue capturado Juan Francisco “N”, probable integrante del grupo delictivo antes referido y de quien se tiene conocimiento se desempeñaba como jefe de un grupo de sicarios de una célula criminal, además de ser el posible encargado de la distribución de armas y drogas en vehículos adaptados con doble fondo.
Juan Francisco “N” probablemente alistaba personas al servicio del grupo delincuencial, con el fin de mantener controlada las zonas de Guadalajara y Tlajomulco de Zúñiga, ante la presencia de grupos criminales antagónicos.
Se tiene conocimiento que los individuos reclutados son probablemente adiestrados en campos acondicionados para el manejo de armas y tácticas operativas.
Al momento de la captura de Juan Francisco “N”, el personal federal aseguró armas cortas y largas de diversos calibres, así como dosis de cristal.
En un segundo cateo realizado el mismo día 9 de junio, en un inmueble de la Colonia Mezquitan, en el municipio de Guadalajara, fue detenido Sergio Alan “N”, probable encargado del resguardo de armas y drogas al servicio del mismo grupo delincuencial, bajo las órdenes de Juan Francisco “N”.
Al momento de la captura de Sergio Alan “N” fueron aseguradas 18 armas largas, 13 armas cortas, tres lanzagranadas, un fusil conocido como Barret y aproximadamente tres mil cartuchos útiles de diversos calibres; así como paquetes de marihuana, además de pastillas de droga sintética y envoltorios con metanfetamina.
Cabe señalar que la detención de estas personas se realizó en estricto apego al debido proceso, en todo momento les fueron respetados sus derechos y no existió afectación a terceros; asimismo, no hubo uso de violencia ni fue realizado disparo alguno.
Tras la detención, el agente del Ministerio Público de la Federación, adscrito a la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delitos Federales, formuló imputación en contra de Juan Francisco “N” y Sergio Alan “N”, por su probable responsabilidad en la comisión de los delitos de contra la salud y violación a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos.
Derivado de lo anterior, el representante social de la federación obtuvo de un juez federal, auto de vinculación a proceso en contra de ambos.
La captura de Juan Francisco “N” afecta de manera significativa la distribución de drogas y armas en la zona metropolitana de Guadalajara, y la red de comunicaciones del grupo criminal para el cual operaba.

Botón volver arriba