El ‘Tri’ nos dio “una gran lección”: Peña


Con su triunfo ante Alemania el domingo, “cuando todos pensaban que eso no era posible “ la selección de fútbol nos dio “una gran lección” porque dejó ver “que podemos estar muy por encima de lo que creemos y de lo que pensamos, de las percepciones que entre nosotros a veces vamos alimentando y que llegamos a tener”, estableció el presidente Enrique Peña Nieto.
Y de nuevo celebró: México está de fiesta, cargado de ánimo y muy contento.
Ante la solemnidad de la apertura de la exposición de obras sacras “Vaticano: de San Pedro a Francisco en el antiguo colegio de san Ildefonso, el presidente Peña se permitió aclarar al enviado de la Santa Sede su digresión en torno al fútbol.
Y hasta bromeó con el hecho de que la sede de la Iglesia Católica no tenga una selección y la consideró una medida salomónica y sabia del Vaticano.
Pero respecto al duelo ganado por los jugadores mexicanos, el mandatorio indicó: fue un gran logro y una lección, “porque para aspirar a lo que queremos ser, una gran nación, primero tenemos que creérnoslo, tenemos que creer que podemos ser y que tenemos la capacidad de alcanzar mejores estadios, condiciones, un peldaño más dentro de la medida y en la escala mundial”.
Lamentó que a veces a los mexicanos escapan de tener el reconocimiento de los logros que colectivamente se han alcanzado.
En el marco del ánimo festivo que invade a la sociedad mexicana luego del triunfo de la selección mexicana de futbol ante su similar de Alemania en el mundial de Rusia, llamó a los mexicanos a mantenernos con ese “espíritu de creer en nosotros mismos, de confiar en nosotros mismos”.
Durante la inauguración de la exposición Vaticano: de San Pedro a Francisco, que se presentará en el Antiguo Colegio de San Ildefonso, el mandatario enfatizó que la sociedad debe seguir aportando a la construcción del México que todos queremos.
En el patio central del recinto, subrayó que esta “es una nación que debe enorgullecernos por lo que somos, por nuestras raíces, por nuestros orígenes, por lo que somos como sociedad y por los logros que hemos alcanzado.
Acompañado por su esposa, Angélica Rivera, y los secretarios de Cultura, María Cristina García Cepeda, y de Hacienda, José Antonio González Anaya, afirmó que para aspirar a ser una gran nación, “primero tenemos que creérnosla”.
Tenemos que creer, añadió “que podemos ser y que tenemos la capacidad de alcanzar mejores estadios, mejores condiciones y un peldaño más dentro de la medida y en la escala mundial”.
En el acto que se enmarca dentro de los 25 años del restablecimiento de las relaciones entre México y el Estado Vaticano, y al que asistió el delegado oficial de la Santa Sede, Jean-Louis Brugués, afirmó que a algunos mexicanos a veces “se les escapa tener este reconocimiento de los logros que colectivamente hemos alcanzado”.
Recalcó que en el partido del domingo, la selección mexicana de futbol nos dio una gran lección, pues “nos dejó ver que podemos estar muy por encima de lo que creemos y de lo que pensamos, de las percepciones que a veces entre nosotros vamos alimentando”.
Contra los pronósticos de varias encuestas y a lo que “a lo mejor la gran mayoría de los mexicanos llegaron a pensar, que difícilmente podría derrotar a Alemania, justamente ocurrió lo contrario: México le ganó a Alemania”, apuntó.
En su oportunidad, la secretaria de Cultura, María Cristina García Cepeda, indicó que la exposición es “un vínculo de respeto y acuerdo que privilegia la voluntad del gobierno que encabeza el presidente Enrique Peña Nieto de estrechar los lazos de unión y amistad con el Estado Vaticano y que se fortalecen con el diálogo a través de la cultura”.
La muestra, explicó, permite recibir en México piezas artísticas y objetos de inestimable valor simbólico cuyo eje conductor es la historia del cristianismo, con obras de maestros del renacimiento y el barroco, de los acervos de los museos vaticanos, y de las instituciones coleccionistas vaticanas.
Asimismo, la conforman colecciones de arte de México, que forman parte de los acervos del Instituto Nacional de Antropología e Historia, la Universidad Nacional Autónoma de México y del Archivo Histórico de la Provincia Mexicana de la Compañía de Jesús.

Previous Segob cuidará a todos los presidenciables quieran o no
Next EL GRAN RETO DEL CANDIDATO TRIUNFADOR