Así se defendió el Estado de México por la supuesta “vacuna de aire” aplicada a una adulta mayor en Huixquilucan


En medio del escándalo por las denominadas “vacunas de aire” contra COVID-19 aplicadas en México, el pasado 4 de abril se dio a conocer un caso similar que habría ocurrido en el municipio de Huixquilucan, Estado de México.

El hecho se habría suscitado en el módulo de vacunación de la Universidad Anáhuac Campus Norte, donde vacunaron a una adulta mayor en la parte trasera de un automóvil rojo.

En redes sociales comenzaron a denunciar que la jeringa aplicada se encontraba vacía. En las imágenes puede verse a la enfermera liberar el contenido de la jeringa, pero no es apreciable si esta contenía o no el inmunizante.

Por su parte, las autoridades de salud del Estado de México revelaron que la información es completamente falsa y dieron a conocer el testimonio de uno de los familiares de la abuelita vacunada.

A través de un comunicado, el gobierno informó que Ian Baza García, nieto de Felipa García Guadarrama, señaló que ella sí fue vacunada y que, incluso, presentó reacciones leves al biológico.

De acuerdo con las autoridades, en entrevista telefónica, el joven de 25 años comentó que él, su familia y su abuelita tienen plena certeza de que fue vacunada el pasado 29 de marzo, ya que ese mismo día presentó dolores de cabeza leves o dolor de cuerpo.

“La vacunamos el lunes 29 de marzo y sí tuvo reacción en la tarde-noche, que le dolía un poco la cabeza y el cuerpo, o sea también nada grave, nada extraordinario, fueron síntomas leves pero sí, si tuvo, entonces está segura ella de que sí fue vacunada”, aseguraron.

Además, dieron a conocer que supieron de la denuncia social a través de sus redes, pues ellos jamás grabaron el video y tampoco hicieron la publicación correspondiente.

“Nos enteramos por las redes sociales, vimos la nota de que había un caso aquí en Huixquilucan de que no habían vacunado a una señora, y pues cuando vimos la nota nos desconcertamos porque vimos que era mi abuelita, nos enteramos por las redes sociales”, recordó.

Además, lamentó que se utilice la imagen de su abuelita para la información falsa, y narró el desconcierto que causó en la familia todo el caso, pues inmediatamente se viralizó en redes sociales, por lo que tomó la iniciativa de contactar a las autoridades para aclarar la situación.

Como respuesta, la Secretaría de Salud estatal brindó la alternativa de realizar una prueba de anticuerpos y confirmar que la señora, de más de 70 años de edad, recibiera la vacuna contra el COVID-19.

“Hablé con la Secretaría de Salud del Estado de México, y nos ofrecieron que la iban a estar monitoreando y le van a hacer una prueba de anticuerpos para ver pues, sí, que efectivamente tenga reacción a la vacuna”, indicó.

Ian Baza también aclaró que desconoce quién publicó el video y dijo que los responsables no miden el daño que pueden causar estas acciones en una familia.

Pero no es el primer caso que ocurre durante la actual estrategia de vacunación nacional implementada por el gobierno federal, pues hay al menos un par de denuncias similares.

El primer caso ocurrió el miércoles 31 de marzo en el módulo de vacunación del Parque Hidalgo donde Francisca Robles fue inyectada con una jeringa vacía como se aprecia en un video grabado por una de sus nietas.

Otro caso muy sonado fue el de un hombre de la tercera edad no vacunado este 2 de abril en la Unidad Macro Vacunadora con sede en la Escuela Nacional de Ciencia Biológicas Unidad Zacatenco, del Instituto Politécnico Nacional (IPN), donde la voluntaria cometió el “error” al no aplicar nada a un adulto mayor.

 

Previous Marcelo Ebrard hará visita en el extranjero para asegurar vacunas contra Covid-19
Next Esto decía la carta de la abuelita que pidió ayuda durante su vacunación contra COVID-19