Janet Yellen propone aumento de impuestos a las grandes empresas


La secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Janet Yellen, presentó un plan de aumento de impuestos corporativos vinculado a las inversiones en infraestructura de 2.3 billones de dólares del presidente Joe Biden que, afirmó, recaudarían alrededor de 2.5 billones de dólares en 15 años.

Yellen sugirió una revisión sustancial del sistema tributario corporativo del país, incluyendo establecer una tasa impositiva mínima para decenas de empresas que no pagan impuestos corporativos en Estados Unidos y fortalecer la auditoría y aplicación de las leyes tributarias.

«El enfoque correcto de los impuestos corporativos requiere mantener la competitividad de Estados Unidos mientras se protege la base impositiva de las empresas», dijo un informe del Tesoro emitido antes de la presentación del plan. «Hoy, fallamos en ambos aspectos».

Yellen repasó décadas de historia económica de Estados Unidos en una llamada con periodistas antes de que se publicara el plan, y apuntó la caída de la participación de las ganancias de la empresa hacia los salarios, cómo las firmas han acumulado más ganancias en paraísos fiscales en el exterior y cómo ha disminuido la auditoría de las corporaciones.

Las sugerencias del Tesoro incluyen: el establecimiento de una tasa impositiva mínima global de alrededor de 21%; la revocación de las «preferencias de exportación», y establecer un «impuesto contable mínimo» de 15% que pagan todas las grandes empresas.

El FMI sugiere más impuestos a los más ricos

El Fondo Monetario Internacional (FMI) considera que las empresas más ricas que se han beneficiado durante la pandemia pueden pagar más impuestos de forma temporal para financiar la recuperación.

El organismo ha lanzado una campaña para presionar a los gobiernos a unificar el nivel impositivo de la renta corporativa.

Este nuevo pronunciamiento a favor de una reforma fiscal se produce justo cuando los ministros de Finanzas del G20 están reunidos y tienen en la agenda la discusión de un acuerdo para establecer un impuesto mínimo global a la renta empresarial.

Este gravamen equilibraría la erosión de las arcas gubernamentales por la utilización de paraísos fiscales por parte de las empresas.

«El FMI ha estado abogando por un impuesto mínimo global a la renta empresarial como una forma de frenar la carrera a la baja de los impuestos para las sociedades», afirmó Vitor Gaspar, director del Departamento de Finanzas Públicas del FMI.

Gaspar indicó que estas reformas son «importantes para asegurar que los gobiernos tengan los recursos que necesitan para las variadas prioridades de gasto que deben atender».

Previous México logra refinanciar deuda por 3,250 millones de dólares
Next El Infonavit afirma que la reforma al outsourcing le aportará más de 2,800 mdp