Ley seca y reducción de aforos: Chihuahua endurece medidas contra COVID-19 ante aumento de casos y muertes


La Secretaría de Salud de Chihuahua anunció que endurecerá las medidas sanitarias, debido a que ha permanecido en semáforo naranja desde el pasado 28 de marzo y no ha logrado disminuir sus contagios y fallecimientos por COVD-19 en toda la entidad.

“El esfuerzo de un sólo sector de la sociedad no basta, ya sea el gobierno, empresarios o familias no basta, todas las personas en una comunidad somos responsables de lo que podemos lograr o de lo que padecemos”, dijo Eduardo Fernández, titular de la dependencia de salud del estado, acusando que los ciudadanos no colaboran para contener la pandemia.

Ante ello, dio a conocer una serie de medidas para tratar de avanzar en el semáforo epidemiológico al color amarillo: ley seca los fines de semana; cierre completo de salones de eventos, bares, cantinas y centros nocturnos; y suspensión de reuniones y fiestas privadas.

Asimismo, a partir de este lunes se disminuirá de 50% a 30% el aforo en centros comerciales y de 65% a 30% en restaurantes. Los únicos aforos que se mantendrán de 80% y 100% serán para empresas maquiladoras e industrias aeroespacial y automotriz.

“Cantinas, restaurantes y bares están repletos de personas, estamos jugando un juego de la vida y de la muerte, me parece incomprensible ver entrevistas de personas que dicen que el COVID no existe, incomprensible que piensen que el COVID-19 no es razón para quedarse en casa, y vemos playas saturadas, se realizan bodas, eventos y bautizos con dos o tres veces más los aforos permitidos”, sentenció el funcionario.

Ante la suspensión de eventos masivos y el periodo electoral, el secretario aseguró que se convocará a una reunión con el Instituto Estatal Electoral (INE) para informarle, pero las campañas podrán seguir con visitas casa por casa.

Además, volverá a operar el semáforo epidemiológico regionalizado, por lo que la Región Chihuahua, que abarca la capital del estado y 56 municipios de la Sierra Tarahumara y sur de la entidad, cambiarán a color naranja; mientras que la Región Juárez, que abarca 10 municipios, a amarillo.

“Desafortunadamente, en esta ocasión tenemos un escenario poco alentador; por desgracia, esto es un resultado previsto en las advertencias que hemos hecho oportunamente de cómo el comportamiento de las personas impacta positiva o negativamente al nivel de riesgo de contagio, de saturación de hospitales o de muertes relacionadas con el COVID-19”, lamentó Fernández.

Lo anterior coincide con información federal reportada en el informe técnico publicado en el sitio web de la Secretaría de Salud, donde se muestra que las entidades con mayor concentración de casos activos, es decir, que comenzaron a presentar síntomas de COVID-19 en los últimos 14 días (28 de marzo al 10 de abril), son la Ciudad de México, Estado de México, Chihuahua y Querétaro.

Estas cuatro entidades tienen más de 1,000 contagios de este tipo y entre todas concentran el 53% de casos activos del país.

En contraste, Colima, Chiapas y Campeche son los estados con menor cantidad de casos activos, al contar con 109, 98, y 65 contagios, respectivamente.

De igual modo, respecto a la ocupación de camas de terapia intensiva, es decir, que están conectadas a un ventilador mecánico para tratar a los pacientes más graves por la enfermedad, sólo la Ciudad de México, Tabasco y Chihuahua concentran entre el 30% y 49% de ocupación.

 

Previous SEP: Aprende en Casa III reanudará este lunes 12 de abril
Next “Si no estamos en la boleta, no hay elección”: advirtió Félix Salgado Macedonio