México Evalúa alerta sobre posible manipulación en las cifras de homicidio


En 2020, en las cifras oficiales de México se detectó una relación entre homicidios dolosos y homicidios culposos: en los meses en los que el primer delito aumentaba, el segundo también mostraba una tendencia al alza.

Esto llama la atención porque los homicidios culposos, por su carácter accidental, no tienen relación con los homicidios dolosos y carecen de una tendencia, por lo que «cualquier evolución de este delito con dichas características es sospechosa», alertó la organización civil México Evalúa.

La agrupación presentó este miércoles su informe Fallas de origen , en el que analiza los índices de confiabilidad y cuestiona las estadísticas sobre homicidios reportadas por las dos fuentes oficiales: el Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) y el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

En la presentación del informe, Maximilian Holst, investigador de México Evalúa, expuso que, ante la relación que se ve en estas categorías, hay indicios de una posible manipulación de las estadísticas de homicidios culposos.

«A partir de métricas estadísticas, definimos un techo de oscilación y evaluamos en cuántos meses se rebasa este techo. Identificamos la existencia de una asociación entre homicidios culposos y dolosos en cada entidad. Estos dos delitos no deberían presentar vinculación alguna», dijo.

El investigador destacó que a partir de los resultados de los últimos cinco años —desde que el SNSP modificó su metodología— se encontraron divergencias y «posibles indicios de manipulación» entre los dos delitos.

Una hipótesis sobre esta relación es que, si un asesinato quiere mantenerse «oculto» o fuera de las estadísticas de homicidios dolosos, lo más sencillo es reportarlo como culposo.

De ser así, se estaría dando una reclasificación intencional y esto, enfatiza el informe, es reflejo de la debilidad institucional de México.

Otra «falla de origen» es el contraste entre los datos de estadística criminal que presentan el INEGI y el SNSP.

En el informe se hace énfasis en que las cifras del INEGI suelen ser más altas que las del SNSP. Por ejemplo, en 2019 el instituto reportó 9,100 víctimas más que el sistema.

En un caso particular, como Aguascalientes, la diferencia entre los homicidios reportados entre 2015 y 2019 es de apenas cinco, pero hay entidades como el Estado de México donde la diferencia es de 2,021.

México Evalúa recuerda que, aunque las dos instituciones generan sus datos a partir de registros administrativos, reflejan cosas distintas:

Los datos del INEGI son las muertes catalogadas por un médico legista, como un fallecimiento violento ocurrido a causa de un posible homicidio intencional.

El SNSP reporta el número de carpetas de investigación o averiguaciones previas abiertas a partir de la denuncia o reporte.

La organización civil destaca que, pese a que son metodologías diferentes, esto vuelve a las instituciones y sus bases de datos vulnerables a una clasificación errónea o a omisiones, y esto deriva en insuficiencias institucionales.

«Los gobiernos están combatiendo la violencia con información imprecisa: dos de cada tres estados no tienen datos precisos y veraces sobre el número de homicidios», agrega el informe.

En materia institucional, México Evalúa detectó que las mayores «fallas de origen» se encuentran en Tamaulipas, Tabasco, Guanajuato, Puebla y Oaxaca, que tienen los índices de confiabilidad más bajos en la estadística criminal.

Por el contrario, los cinco estados mejor evaluados son Sonora, Yucatán, Campeche, Zacatecas y Chiapas.

Durante su participación en la presentación del informe, Alejandro Gómez, fiscal del Estado de México, consideró que para fortalecer la confiabilidad es indispensable una homologación en el sistema estadístico de todas las procuradurías y fiscalías.

«La transición a fiscalías nos otorga autonomía, de manera que hemos acordado generar un sistema estadístico que nos permita avanzar de manera homóloga. La idea es generar un sistema estadístico junto con el INEGI que nos permita a todos tener las mismas bases en todos los estados», dijo.

Sobre las proyecciones de criminalidad, México Evalúa refirió que los datos oficiales reportados hasta ahora indican que 2021 cerrará con cifras similares en homicidios y feminicidios a las registradas en 2019 y 2020.

Tan solo en 2020, en promedio, cerca de 97 personas fueron asesinadas cada día: cuatro cada hora.

Previous Una mujer de 64 años muere tras recibir la vacuna contra COVID-19 en Michoacán
Next Chocan tractocamión y pipa con diésel