SE DISPARA VIOLENCIA CONTRA CANDIDATOS


A pocos días de la jornada electoral del 6 de junio, la violencia contra políticos y candidatos se ha disparado y ya suman 476 agresiones.

Las agresiones por violencia política aumentaron del 31 de marzo al 30 de abril y cada día ocurrieron en promedio cinco eventos de este tipo, para pasar de 262 a 476, de acuerdo con el más reciente Indicador de Violencia Política de Etellekt.
El despacho especializado en monitorear y analizar la violencia política informó que a 33 días de la jornada electoral del 6 de junio, la violencia contra políticos y candidatos se ha disparado al registrar 476 hechos delictivos en contra de políticos y candidatos, con un saldo de 443 víctimas, 79 de ellas mortales.
La cifra de 443 víctimas globales representa un incremento de 64 por ciento en comparación con el mismo periodo del proceso electoral de 2017-2018.
De las 443 víctimas globales, 282 son aspirantes y candidatos; en este rubro, 41 por ciento corresponde a mujeres. De estos 282 aspirantes y candidatos, 195 buscaban cargos municipales (69%), 47 gubernaturas y diputaciones estatales (17%) y 40 diputaciones federales (14%).
De las 282 víctimas de estos delitos, 31 perdieron la vida en atentados mortales (seis de ellas eran mujeres), con lo que se alcanza la misma cifra de postulantes a cargos de elección asesinados en el mismo periodo de hace tres años.
La tendencia de ataques letales contra candidatos se ha estabilizado durante abril, al registrarse tres víctimas mortales, un descenso de 70 por ciento en relación a los 10 aspirantes y candidatos que perdieron la vida en atentados durante marzo.
El despacho indica que prevalece impunidad en atentados mortales contra candidatos y aspirantes, “desde el inicio del proceso electoral han perdido la vida en atentados 31 aspirantes y candidatos a puestos de elección, sólo en tres de estos homicidios dolosos las autoridades ministeriales han realizado detenciones de los presuntos autores materiales. Se trata de los asesinatos de los aspirantes a presidencias municipales en Juventino Rosas, Guanajuato; Cosoloacaque, Oaxaca; y Chilón, Chiapas”.
“Sobre los posibles móviles, sólo en cuatro de los 31 casos se presume la presunta responsabilidad de grupos de la delincuencia organizada, sin existir aún confirmación sobre su autoría intelectual o material, en otros dos casos el móvil está relacionado con asaltos, un homicidio más fue cometido por asuntos de tipo personal y se registra también un feminicidio en contra de una candidata a regidora”.
Veracruz se mantiene como la entidad donde más se concentra este tipo de violencia. Los 282 candidatos agredidos pertenecen a 31 entidades federativas y 205 municipios del país (8% del total), 16 por ciento pertenece a Veracruz, con un total de 45 víctimas. Le siguen Guerrero (23), Oaxaca (20), Michoacán (20), Puebla (18), San Luís Potosí (15), Estado de México (14), Tabasco (14), Quintana Roo (12), Ciudad de México (11) y Guanajuato (10).
En relación a agresiones cometidas por militantes de partidos políticos y servidores políticos, el más reciente de los análisis indica que los actos de intimidación y maltrato físico y/o verbal (infracciones contra la dignidad) representa el tercer delito con el mayor número de víctimas, cometido principalmente en contra de candidatos y sus equipos de campaña en actos proselitistas o de promoción del voto en colonias, plazas públicas y zonas habitacionales, de parte de militantes de partidos contrarios.
“Se reportan también 15 denuncias de candidatos y militantes de partidos en contra de funcionarios públicos, principalmente policías estatales y municipales, por presuntos actos de intimidación y hostigamiento en su contra”.
El 78 por ciento de las 282 víctimas pertenecía a partidos opositores a los gobiernos estatales. El 75 por ciento de los 79 políticos que perdieron la vida en atentados era de opositores a los gobernadores de los estados.
El 49 por ciento de las víctimas mortales pertenecía a la alianza opositora al gobierno federal. El partido con el mayor número de afiliados que han perdido la vida en este proceso electoral es el PRI, con 15 víctimas mortales (19% del total), seguido por el partido Morena con 13 militantes asesinados (17%). Los partidos que conforman la alianza opositora al gobierno federal, compuesta por el PAN, PRI y PRD, concentran 49 por ciento de las víctimas mortales, en tanto que 28 por ciento de las mismas, estaban afiliadas a la alianza oficialista, integrada por los partidos Morena, PT y PVEM.
Adicionalmente, han sido asesinados 28 familiares y cuatro colaboradores de personas políticas. De los 28 familiares de políticos asesinados, 14 tenían un lazo consanguíneo con personas aspirantes y candidatas. Tres de estos casos se registraron en Veracruz, ocupando el primer lugar nacional, seguido de Jalisco, San Luís Potosí, Baja California y Estado de México con dos casos cada uno, y en tercer lugar Chiapas, Michoacán y Morelos, con una víctima por entidad.

Previous Cierra escuela en Campeche, maestra se contagia de Covid
Next Israel restringió la entrada de personas provenientes de México por COVID-19