Crecen voces que piden exención de propiedad intelectual para vacunas

Francia se sumó el jueves a Estados Unidos en apoyar la idea de reducir las protecciones de patente y de otro tipo para las vacunas contra el COVID-19, a fin de ayudar a los países más pobres a obtener más dosis y acelerar el fin de la pandemia. Pese a la importancia del respaldo de dos países con grandes fabricantes de medicamentos, subsisten muchos obstáculos.

El avance hacia la relajación en la protección a los derechos de propiedad intelectual bajo las normas de la Organización Mundial de Comercio, algo que significa un cambio enorme para Estados Unidos, provocó elogios de muchos activistas, quejas de las grandes farmacéuticas y muchas preguntas acerca de los próximos pasos. Hasta ahora, Washington y los países desarrollados en general se habían opuesto a la idea, formulada por India y Sudáfrica en octubre.

La atención se vuelve ahora a los países más ricos, sobre todo los de la Unión Europea, y Francia fue la primera en expresar su apoyo.

Botón volver arriba